Enfrentamiento entre Aranzadi y PSN por la gestión informativa de un expediente

Acusaciones de mentiras y manipulaciones en la contratación de un técnico de Participación

Martes, 7 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

pamplona- El clima de tensión y enconamiento que se respira desde hace tiempo en cada debate del Ayuntamiento tuvo ayer un uno de los episodios más crispados, con una retahíla de descalificaciones de los grupos de la oposición hacia los concejales de Aranzadi y a la gestión en las tres áreas bajo su responsabilidad.

Especialmente tensos fueron los debates que protagonizaron los socialistas Maite Esporrín y Eduardo Vall con Alberto Labarga, el único de su grupo presente ayer en la comisión de Presidencia, con intervenciones subidas de tono y acusaciones cruzadas de corrupción y falta de ética.

El debate ya venía caldeado del anterior punto del orden del día -el referente a Armando Cuenca- y se soliviantó del todo con una iniciativa del PSN referida a la contratación de un técnico del área de Participación Ciudadana.

Vall acusó al equipo de comunicación de haber mentido y de manipular una nota oficial sobre un informe que el Defensor del Pueblo hizo de la mencionada contratación. El portavoz socialista citó también los episodios protagonizados en la legislatura por los ediles de Aranzadi y les echó en cara su falta de ética en el caso de las contrataciones de Laura Berro, del área de Labarga o el expediente sobre Cuenca.

contra geroa baiSus críticas, en la misma línea de la estrategia de UPN, también alcanzaron a los concejales de Geroa Bai, a quienes reprochó su falta de contundencia con los casos antes citados.

Los regionalistas, a través de Ana Elizalde, reclamaron por su parte conocer toda la documentación que se entregó al Defensor del Pueblo.

Patricia Perales (EH Bildu) destacó que el informe ha sido entregado a los grupos municipal cuando tuvo el permiso de la persona que lo encargo, Floren Luqui, sobre el que Alberto Labarga (Aranzadi) dijo que tuvo que recurrir al Defensor ante la persecución a la que estaba siendo sometido. Mikel Armendáriz (Geroa Bai) criticó el contenido de la iniciativa. - K. García