copa | el atleti falló un penalti

Cuarta final consecutiva

VUELTA EL | Barça espera rival tras sufrir para pasar ante un atlético que falló un penalti

Francisco Ávila - Miércoles, 8 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Luis Suárez, que terminó expulsado, celebra su gol en el partido de ayer.

Luis Suárez, que terminó expulsado, celebra su gol en el partido de ayer.

Galería Noticia

Luis Suárez, que terminó expulsado, celebra su gol en el partido de ayer.

Barcelona 1

Atlético de Madrid 1

BARCELONA Cillessen;Sergi Roberto, Gerard Piqué, Umtiti, Alba;André Gomes, Rakitic (Iniesta, m.72), Denis Suárez (Mascherano, m.61);Messi, Luis Suárez y Arda (Busquets, m.69)

ATLÉTICO DE MADRID Moyá;Juanfran, Godín (Lucas, m.49), Savic, Filipe Luis;Carrasco, Koke, Saúl, Gaitán (Correa, m.48);Griezmann y Fernando Torres (Gameiro, m.61).

Goles 1-0, m.43: Luis Suárez. 1-1, m.83: Gameiro.

Árbitro Gil Manzano (Comité Extremeño). Mostró cartulina amarilla a Sergi Roberto, Carrasco, Rakitic, Cillessen, Savic, Luis Suárez, Filipe Luis y Sergio Busquets. Expulsó a Sergi Roberto (m.57), Carrasco (m. 70) y Luis Suárez (m.90) por doble amonestación.

Estadio Camp Nou, ante 67.734 espectadores.

barcelona- El Barcelona sufrió para clasificarse para la final de la Copa del Rey por cuarta vez consecutiva después del empate con el que se cerró la vuelta ante el Atlético, en un partido que lo tuvo todo, con tres expulsiones, un penalti fallado por los colchoneros y emoción hasta el final.

El Barça no salió a ganar. Esperó e invitó al Atlético a atacar, jugó a especular, con el tiempo y con los nervios de un rival que salió con todo porque necesitaba dos goles para dar la vuelta a la eliminatoria.

Sufría el Barça y sorprendían los colchoneros. Sin el balón, los azulgranas no son nada y menos cuando de entrada Busquets e Iniesta se quedaron en el banquillo.

La primera ocasión fue del Barça, en una combinación de Arda Turan con Luis Suárez (m.5). Pero a partir de ese momento, todas fueron para los de Simeone y Cillesen, el más destacado de su equipo.

Carrasco, en un contragolpe, no acertó tras recortar a Sergi Roberto (m.6). Después Koke puso un balón a la cabeza de Savic en una jugada a balón parado (m.11), Koke remató ante Cillesen en el 16, Godín lo intentó tras un saque de esquina en el 17 y Filipe Luis lo probó en el 20.

A partir de la media hora, las tornas cambiaron. Al el equipo madrileño le empezó a faltar el aire. El Barça tenía más el balón y empezó a jugar en campo contrario. Entró más en juego Messi y pasaron cosas. Al filo del descanso, André Gomes combinó con Leo, que arrancó una acción entre dos o tres rivales, una finta, un remate seco, un despeje de Moyá y el oportunismo de Suárez para marcar en el segundo remate del Barça en 45 minutos (1-0, m.43).

Las malas noticias continuaron para los colchoneros con la lesión de Godín ya en el segundo tiempo. El gol le pesó al Atlético, el Barça ya dominaba sin agobios hasta que un error de cálculo volvió a equilibrar la situación. Cuando se preparaba el cambio de Aleix Vidal por Sergi Roberto, que tenía una amarilla, el carrilero vio la segunda tarjeta y fue expulsado (m.57). Griezman, dos minutos después, marcó el empate, pero fue mal anulado por un fuera de juego que no era.

La suerte del Barça es que Carrasco fue expulsado en el 69. El punto de inflexión se pudo producir cuando a diez minutos del final Gil Manzano señaló penalti en una acción de Piqué sobre Gameiro muy protestada por los locales.

El francés falló, pero se rehizo en el m.83 cuando marcó el 1-1 tras una gran asistencia de Griezmann. Se volcó el Atlético, pero no pudo forzar la prórroga, y el Barça vio cómo Luis Suárez era expulsado por doble amarilla. El uruguayo y Sergi Roberto no jugarán la final, la séptima en las últimas nueve temporadas.

LUIS ENRIQUE LO PASA MAL El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha reconocido haberlo "pasado mal en todas las fases" del partido que han empatado contra el Atlético de Madrid (1-1), en un duelo en el que ha visto a su equipo lejos de su mejor versión, si bien ha asegurado que son justos finalistas de la Copa del Rey, a la que han accedido gracias al 1-2 de la ida en el Vicente Calderón.

"Lo he pasado mal en todas las fases. En la primera parte, cuando hemos reculado y nos hemos metido atrás, en todo. Es un partido para analizar profundamente y sacar conclusiones claras. Hemos tenido que superar a Hércules, Athletic, Real Sociedad y Atlético y estamos en la final por méritos propios y es para que la disfruten los culés, mis jugadores, y vamos a intentar ganarla", comentó en rueda de prensa.

En este sentido comentó que le ha preocupado "todo". "La tensión de este partido ha pasado factura. No es normal que perdamos tantos balones y tengamos tantos problemas más allá de que el rival presione alto. Es algo a valorar, pero fe máxima en mis jugadores y a encontrar soluciones", detalló.

"Para poder hacer un balance real de este partido no tengo otra poción que esperar a analizarlo tranquilamente en mi casita y ver lo que ha pasado. Con la expulsión hemos vuelto a recuperar todos los miedos de la primera parte. En la primera parte no nos hemos parecido al equipo que solemos ser, es la fase que menos me ha gustado", recalcó en este sentido.

Un partido loco que no ha gustado a Luis Enrique. "Al final han pasado tantas cosas, como la expulsión, Mascherano cojo, que hubiera sido peligroso llegar a una prórroga con lo que hemos mostrado en este partido. Pero mi equipo ha sabido sufrir, el resultado era engañoso y podía dar lugar a equívocos, así ha sido porque el Atlético ha sido peligroso de inicio", comentó.

"La fortuna ha estado con nosotros, en estos 90 minutos no hemos merecido el resultado pero en el global de la eliminatoria estamos en la final y es lo positivo", señaló. Lo malo, perder por sanción a Luis Suárez y a Sergi Roberto para la final. "Sí que soy partidario de hacerlo, hay que recurrir todo lo que consideres. Pero tira de antecedentes y verás lo que suele pasar con los recursos", manifestó.

"Me fastidia por ellos. Estar en una final, que te saquen tarjetas así tan rápida como a Luis hace daño. Pero lo importante es que el Barça la gane, habrá dos equipos en disposición de ganarlas y uno de ellos somos nosotros", ahondó al respecto.

De todos modos quiso acabar siendo positivo con la valoración global de su equipo en esta temporada. "El bosque es fantástico, frondoso, precioso, y lo va a ser todavía más y mejor. No caigamos en el error de analizar solo esto, tengo que aferrarme a lo positivo y hay muchas más cosas positivas que negativas más allá del partido de hoy. Es evidente que el Barça se tiene que parecer más a nuestra mejor versión que a la de hoy", se sinceró.e