Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
El consejero defiende la reforma fiscal

Navarra cierra 2016 con un déficit del 0,32% del PIB, por debajo del objetivo situado en el 0,7%

El consejero Mikel Aranburu defiende la reforma fiscal "para poder revertir los recortes en el gasto público"

EP - Miércoles, 8 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 11:46h

Mikel Aranburu, consejero de Hacienda y Política Financiera del Gobierno foral.

Mikel Aranburu, consejero de Hacienda y Política Financiera del Gobierno foral. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Mikel Aranburu, consejero de Hacienda y Política Financiera del Gobierno foral.

PAMPLONA. El Gobierno de Navarra ha cerrado 2016 con un déficit de 60,9 millones de euros, lo que representa un 0,32% del PIB, por debajo del objetivo fijado en el 0,7%, según los datos provisionales del Ejecutivo foral.

El consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, ha valorado positivamente el dato que, según ha sostenido, demuestra que este Gobierno ha gestionado con "rigor" los recursos, haciendo "compatible" la atención a las necesidades sociales, educativas y sanitarias, así como el impulso al desarrollo económico y el empleo, con la "sostenibilidad" de las cuentas públicas en términos de cumplimiento del objetivo de déficit y de límite de deuda fijado en el 18,3%.

Aranburu, a preguntas de los periodistas, ha señalado que los datos se han cerrado "de acuerdo con nuestro criterio en cuanto al pago de la aportación" al Estado, que ha sido en el último cuatrimestre de 93 millones menos que en los tres trimestres anteriores.

Según ha añadido, "si hubiésemos tenido en cuenta el pago que pretendía el Estado tampoco el objetivo de déficit se nos desviaba porque estaríamos en el 0,74, lo que no modificaría el cumplimiento del déficit".

Estos datos son todavía provisionales, ya que los definitivos se completarán en el mes de mayo con los últimos apuntes y auditorías. No obstante, las pequeñas variaciones que puedan producirse no afectarán al porcentaje final de déficit sobre el PIB, según el Gobierno.

El consejero ha indicado que el dato del déficit "reafirma al Gobierno de Navarra en la necesidad y oportunidad de la reforma fiscal emprendida para poder revertir los recortes en el gasto público que venía padeciendo la sociedad navarra durante los últimos años".

En este sentido, ha señalado que los efectos positivos de la reforma fiscal no se harán visibles, en su mayor parte, hasta este año, aunque en 2016 ya se han dejado sentir en las retenciones de trabajo del IRPF.

Por el contrario, según el consejero, 2016 ha sido un año de recaudación "todavía lastrada" por la reforma fiscal de 2014, explicando que ha habido una pérdida de 17 millones en el Impuesto de Patrimonio o de 9 millones en la cuota diferencial del Impuesto de Sociedades.

GEROA BAI VALORA LOS DATOS Geroa Bai ha destacado "el trabajo riguroso y serio que ha llevado a cabo el Departamento de Hacienda en el primer año y medio de legislatura" en relación al objetivo de déficit, "frente a los discursos apocalípticos de la oposición".

El parlamentario de Geroa Bai y portavoz de Hacienda, Jokin Castiella, ha afirmado en un comunicado que "el constante mensaje apocalíptico de UPN y PP queda desmontado, una vez más, a la luz de los datos".

"En noviembre la parlamentaria del PPN, Ana Beltrán, dijo que la única comunidad de todo el Estado que no iba a cumplir el déficit en 2016 era Navarra. Mensajes como estos son los que la oposición está lanzando diariamente, mensajes que no ayudan a la estabilidad y a la confianza económica de esta tierra", ha afirmado.

En su opinión, "frente a estos discursos, el Gobierno está demostrando trabajar con rigor, responsabilidad y seriedad en la gestión presupuestaria de la Comunidad foral, llevando a cabo una política fiscal y planificación financiera responsable y ajustada a la realidad, y que ya está dando sus frutos".

El portavoz de Hacienda de Geroa Bai ha pedido a la oposición que "abandone las críticas baldías y la trinchera en la que se ha instalado" y ha considerado que "si buscan el interés general de Navarra y no sus propios intereses partidistas, deberían ejercer su función de oposición ajustándose a la realidad de los datos, abandonando los mensajes que solo buscan erosionar al Gobierno y alarmar a la sociedad sin que haya motivos reales para ello".

Por su parte, UPN ha insistido en que el anuncio del Gobierno foral de que Navarra cumplió el año pasado el objetivo de déficit "encubre una trampa al no computar los 93 millones de euros impagados al Estado en el último abono de la aportación correspondiente al 2016".

Según UPN, estos datos, como los de todas las Comunidades, han de ser verificados y auditados por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, (AIREF), "que con toda seguridad corregirá los datos anunciados por el consejero y determinará que, en efecto, la Comunidad Foral en el año 2016 ha vuelto a incumplir el objetivo de déficit".