Ituren tendrá nueva escuela después de 27 años de espera

Ahora ocupa tres plantas compartidas con el Ayuntamiento y la posada local

Lander Santamaría | Juan Mari Ondikol - Miércoles, 8 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

La escuela de Ituren se encuentra en la casa consistorial.

La escuela de Ituren se encuentra en la casa consistorial. (JUAN MARI ONDIKOL)

Galería Noticia

La escuela de Ituren se encuentra en la casa consistorial.

ituren- El municipio de Ituren, en la comarca de Malerreka, contará a medio plazo con una nueva Herri Eskola, una escuela unitaria por la que al menos seis corporaciones han venido haciendo gestiones y solicitando su construcción durante más de seis legislaturas e incluso aportando los terrenos necesarios. En la actualidad, y desde que hay memoria, la escuela ocupa tres plantas en Udaletxea, la casa consistorial, un edificio que comparte con el Ayuntamiento y la Herriko Ostatua, la posada, carece de un espacio de recreo y de ocio y tiene demasiadas escaleras para lo que es aconsejable, seguro y adecuado.

Por fin, después de años de negociaciones que se remontan a la última década del pasado siglo y de cinco o seis vecinos distintos en la alcaldía, acabará la larga marcha repleta de aplazamientos, de burocracia y de falta de partidas económicas, y alumnos y profesores podrán disponer de un edificio digno y acorde con las necesidades educativas. En el curso actual estudian 66 alumnos que con posterioridad pasan al Instituto Mendaur de Doneztebe, una vez superadas sus etapas de Educación Infantil y Primaria.

“Y los alumnos serán 72 el próximo curso, seis más que ahora”, comenta un profesor que enumera las dificultades y riesgos existentes, ya que acuden también estudiantes de su vecina localidad de Zubieta a los que, en un determinado momento, no se les permitió matricularse en Ituren (a medio camino) y se vieron obligados a hacerlo en Doneztebe.

larga historiaLas gestiones se remontan al menos desde 1990, con José Antonio Isasi en la alcaldía. Con posterioridad han pasado Josetxo Iparragirre, José Mari Goroterrazu, Miguel Ángel Petrirena y la actual María José Bereau, y todos se preocuparon por una dotación que es insostenible desde todo punto de vista.

Ya en 2007, una representación municipal, miembros del Consejo Escolar y de la apyma protagonizaron un viaje a Pamplona para desbloquear el proyecto en Educación, que pasaba y pasa por la aportación del terreno por el Ayuntamiento y la construcción por el Gobierno de Navarra de un nuevo centro educativo. No consiguieron ningún compromiso salvo la promesa de que consideraba “prioritario”.

El Ayuntamiento de Ituren debía aportar un terreno con un mínimo de 2.000 m2 de terreno, de los que 584 serían para el edificio. El presupuesto podía ascender entonces a unos 649.284 euros para una escuela y porche de recreo para días de lluvia, y se les dijo que “podría entrar en el presupuesto de 2008”.

En abril de 2010, la Comisión de Educación del Parlamento foral visitó el colegio (junto con el de Irurita, construido aquel mismo año) que contaba entonces con 49 alumnos), “para conocer in situel mal estado en que se encuentra dicho centro”;y “conocer las instalaciones, las necesidades educativas y la realidad de la escuela rural”. Se constató la “imperiosa necesidad” de un nuevo centro y los problemas del actual a nivel de “espacio y seguridad”. El Ayuntamiento tenía ya la parcela (2.100 m) para el colegio que Educación contemplaba como “urgente pero no como prioritario” y el retraso lo justificaba “por la crisis”.

Por fin, como confirmaba ayer la alcaldesa María José Bereau, “parece que el proyecto va por buen camino y para el año 2018 ó 2019, contaremos con una escuela digna”. Tras tantos años de espera, sería su mayor alegría.