El concierto de Guns N'Roses el 30 de mayo en Bilbao impediría a San Mamés acoger la final de Copa

EFE - Jueves, 9 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 09:58h

Visión de la nueva cubierta de San Mamés. Foto: Borja Guerrero

Visión de la nueva cubierta de San Mamés. Foto: Borja Guerrero

Galería Noticia

Visión de la nueva cubierta de San Mamés. Foto: Borja Guerrero

GASTEIZ. El complejo montaje del concierto de Guns N' Roses, que se celebrará en el estadio de San Mamés el 30 de mayo, impediría que el partido entre el Alavés y el FC Barcelona de la final de la Copa del Rey se juegue el 27 de mayo en el recinto de la capital vizcaína.

El director de Last Tour Internacional, Alfonso Santiago, ha afirmado, en declaraciones a Europa Press, que se necesitarán como mínimo ochos días para organizar el concierto que la famosa banda estadounidense tiene prevista en Bilbao dentro de su gira mundial.

"Nosotros tenemos cogido el estadio para hacer un concierto que es una gira mundial, y que está ya anunciada y vendida en gran parte", ha señalado, para considerar que, desde su punto de vista, sería imposible que tres días antes se disputara el encuentro de la Copa del Rey en San Mamés.

Santiago ha señalado que, por esta razón, en diciembre anunciaron que el 30 de mayo se celebraría el concierto de Guns N' Roses para "bloquear" el uso del estadio. "Tenemos todo organizado", ha añadido.

Tras apuntar que Last Tour espera que 45.000 personas vayan a ver al grupo estadounidense, ha precisado que el montaje incluso se podría prolongar más allá de los ocho días que en principio preveían. "Igual incluso se alarga más porque es la primera vez que se monta un concierto en ese estadio y hay que tratarlo con mucho cuidado, hay muchas partes frágiles, hay muchas cosas nuevas y que hay mucho que hacer", ha destacado.

El Alavés ha barajado la posibilidad de que San Mamés pudiera albergar el partido de la final de la Copa del Rey después de que ayer el equipo ganara al Celta y pasara, de esta forma, a la final de Copa por primera vez en su historia. 

EL ALAVÉS QUIERE BILBAOEl lehendakari, Iñigo Urkullu, ha traslado sus felicitaciones al Alavés, que ayer se clasificó para jugar la final de la Copa del Rey, el 27 de mayo contra el Barcelona, y ha afirmado que sería "extraordinario" que ese encuentro pudiera jugarse en San Mamés.

"Con todo merecimiento: zorionak (felicidades)" ha afirmado Urkullu en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento, quien ha mostrado "mucha esperanza" para la final, "a pesar de que sea contra el Barça".

Preguntado por la petición del máximo accionista del Alavés, Josean Querejeta, de que la final se pueda jugar en San Mamés, el lehendakari ha respondido que "sería extraordinario" que el conjunto vitoriano pudiera jugar en ese campo la final del Copa de Rey contra el Barça.

También ha afirmado que, como en ocasiones anteriores cuando un equipo vasco ha jugado una final, él como lehendakari ha acudido, y ha recordado en concreto el caso del Athletic de Bilbao también contra el Barça en la Copa.

"A ver si en esta ocasión tenemos fortuna y ganamos", ha concluido.