Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
la pugna por el liderato de podemos Laura Pérez Ruano Secretaria general de Podemos Navarra

“Los debates de Podemos se magnifican porque somos muy transparentes”

Podemos afronta este fin de semana su segunda asamblea. Una cita “muy importante”, a juicio de Laura Pérez, que cree que el partido saldrá reforzado

Ibai Fernandez Patxi Cascante - Jueves, 9 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Laura Pérez, en un acto de su partido.

Laura Pérez, en un acto de su partido.

Galería Noticia

Laura Pérez, en un acto de su partido.

Pamplona- Entre el viernes y el domingo Podemos celebra en el pabellón Vistalegre de Madrid su segunda asamblea presencial, en la que debe renovar cargos, estrategia y organización política en un clima de creciente tensión entre las dos almas que representan Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. “Somos muy transparentes”, apunta Laura Pérez Ruano (Pamplona, 1980), que resta importancia a un debate interno que, cree, va acabar fortaleciendo al partido.

¿Qué se juega Podemos este fin de semana?

-Estamos en un punto en el que superados los procesos electorales toca repensar el proyecto. Debemos decidir cómo afrontamos el nuevo escenario y cómo lo hacemos con un partido que sea también un movimiento popular que no solo salga a ganar las instituciones, sino que también sea capaz de seguir transformando la realidad.

¿Podemos se ha hecho ya mayor?

-En un momento dado Podemos apostó por ser una maquinaria electoral con un objetivo muy claro: asaltar los cielos y gobernar. Pero eso no se consigue de la noche a la mañana, y tenemos que decidir cuál es la estrategia más adecuada.

¿Es un congreso en más clave interna que externa?

-Los dos son aspectos importantes. Podemos tienen que dejar de mirarse a sí mismo y analizar qué quiere cambiar y con qué herramientas. Podemos debe ser sólo un medio para cambiar la sociedad.

En una disputa que enfrenta a las dos figuras más destacadas del partido, usted va con los anticapitalistas.

-Siempre me he alineado con las ideas que representa Podemos en Movimiento, pero no me gustan las etiquetas. Aglutina a gente diversa de procedencias distintas que ha mantenido la coherencia desde el principio en la necesidad de empoderar a las bases y descentralizar el partido. El asalto a los cielos se hace mejor con un partido arraigado a los territorios y contando con la participación de gente. Ese es un tema crucial para Navarra.

¿Está cuestionado Pablo Iglesias?

-No, para nada. Yo apoyo a unos documentos políticos y organizativos concretos, pero tengo muy claro quién debe ser el secretario general. Pablo es la personas aglutinadora de todas las sensibilidades. Eso es algo que compartimos todos. Otra cosa es que discutamos los documentos o las direcciones.

¿Que las bases respaldaran un equipo que no es el que propone secretario general, no sería una desautorización?

-No hay que entenderlo así. El secretario general debe tener un equipo leal y al servicio de un proyecto, pero esa lealtad tiene que estar por encima de las personas, de que ganen o pierdan unos u otros. Todos vamos a tener que remar en el mismo sentido.

Visto el debate desde fuera, da la impresión de que confrontan un modelo de partido más pragmático y pactista que representa Errejón, y otro más combativo y basado en la movilización social vinculado a Iglesias. ¿Es así?

-Eso sería simplificar demasiado del debate. La dicotomía calle-instituciones no es real, entre otras cosas porque todos buscamos en una combinación de ambas. Puede haber diferencias en cuestiones sobre cómo debe ser la relación con el PSOE o con IU, y también en si la organización debe ser más o menos centralizada. Es un debate muy abierto.

¿Le ha pasado factura a Iglesias su decisión de no facilitar un Gobierno del PSOE?

-No fue una decisión de Pablo Iglesias, sino del conjunto de las bases, que rechazaron el pacto PSOE-Ciudadanos. Regalar un gobierno basado en el acuerdo PSOE-Ciudadanos, continuista con las políticas del PP, hubiera sido una traición a nuestros votantes. Hemos visto después cómo el PSOE se ha resquebrajado como consecuencia de sus propias contradicciones. Y evidenció además que las decisiones importantes hay que consultarlas con las bases.

¿Las heridas abiertas podrán sanar después de Vistalegre?

-Todos deberemos ser muy generosos. Es muy difícil gestionar un grupo humano, pero hay que estar por encima de eso y saber bien que debemos caminar juntos. Así que al día siguiente tendremos que ser capaces de reconciliar posturas y avanzar.

¿Si pierde, Íñigo Errejón está sentenciado?

-Iglesias siempre ha dicho que quiere un Podemos con todo el mundo. Esto además no es la primera vez que sucede. Hay diferencias, pero una vez que se ha tomado la decisión se mira adelante. Todo el mundo seguirán aportando más allá de Vistalegre.

¿Cree que la gente entiende todo este debate interno?

-Es posible que no, y puede que haya gente que se desencante. Pero tampoco se puede obviar que hay un interés por magnificar estos debates, que son transparentes y abiertos, para que parezcamos un partido más. Cuando precisamente nuestra transparencia demuestra que no somos un partido más. Como si en el PSOE o en el PP no tuvieran sus problemas. Pero de eso no se casi nada, y desde luego no se habla tanto.

¿Hay riesgo de que las tensiones a nivel estatal se trasladen a Navarra?

-En absoluto. Aquí el escenario es totalmente distinto y el debate entre calle o instituciones lo tenemos solventado. Apoyamos al Gobierno, pero al mismo tiempo estamos fuera manteniendo puentes con los movimientos sociales. Lo mismo que la relación con el PSOE, siempre tuvimos claro que no se podía contar con ellos para el cambio.

¿Qué se juega Podemos Navarra en esta cita?

-Hemos planteado un decálogo de medidas de carácter estatutario. Queremos que las decisiones que se tomen aquí sean irrevocables para que nunca puedan ser revocadas por otros intereses como le ocurría al PSN. Y eso hay que clarificarlo en los estatutos. También pediremos mayor autonomía económica, más protagonismo a las consultas de las bases y un acceso al censo de los inscritos en Navarra que nos permita comunicarnos mejor.

Tras la dirección estatal, toca renovar la de navarra. ¿Seguirá?

-En el último encuentro de Lekaroz acordamos hacer un proceso de renovación total después de Vistalegre, y a partir de ahora deberemos plantear una hoja de ruta. Yo estoy dispuesta a seguir trabajando por profundizar el cambio y consolidar Podemos en Navarra, pero ya veremos dónde.

las claves

“La lealtad al proyecto de Podemos debe estar por encima de quiénes ganen o pierdan en Vistalegre”

“El asalto a los cielos se hace mejor con un partido arraigado a los territorios, es un tema crucial en Navarra”

“Todos tenemos muy claro que Pablo Iglesias debe ser el secretario general, es la persona aglutinadora”