Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Casas alerta de que la inestabilidad de la ladera de Yesa se ha extendido a más zonas

El geólogo dice que hay que revisar el proyecto de recrecimiento por completo por el caótico movimiento de la tierra

Jueves, 9 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Participantes ayer en la concentración de Yesa+No frente al Parlamento de Navarra.

Participantes ayer en la concentración de Yesa+No frente al Parlamento de Navarra. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

Participantes ayer en la concentración de Yesa+No frente al Parlamento de Navarra.

PAMPLONa- La asociación Yesa+No aseguró ayer en el Parlamento foral que la situación del embalse de Yesa, “lejos de ir a mejor, ha ido incluso a peor” y ha advertido de la situación de “riesgo y peligrosidad” de la ladera derecha, que “sigue sin ser estable”. “El movimiento no va a ir a menos y no sabemos cómo va a evolucionar”, afirmó el geólogo Antonio Casas en una sesión de trabajo solicitada por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, para que la asociación Yesa+No valorara la situación de la ladera derecha de la presa. Casas señaló que, a partir del informe de la CHE del mes de noviembre sobre el embalse, se constata que “el movimiento de la masa cada vez es más caótico”. “No somos capaces de predecir cómo va a evolucionar, se ha extendido a zonas donde antes no se movía”, relató.

Según dijo, “ahora mismo se puede deslizar cualquier parte de la masa que esté situada sobre el estribo derecho de la presa”, que “no está en una situación normal y segura”. “De alguna forma toda esa masa de la margen derecha de la presa se está comportando de forma caótica y ya no es una roca, es un suelo en el cual pueden aparecer discontinuidades nuevas”, comentó. Además, detalló que el movimiento medio de la ladera está en torno a un milímetro al mes, lo que supone “un centímetro al año y un metro cada 100 años” y lamentó que, pese a estas cifras, los técnicos de la CHE valoren que se trata de “un movimiento extremadamente lento”. “Esto es como si el médico te dijera que tienes un cáncer extremadamente lento y pequeño”, afirmó el geólogo, para remarcar que lo que saben es que los deslizamiento “nunca van a menos”, ya que “una vez que se produce un movimiento importante ya rompe todas las fuerzas de cohesión entre las partículas”. Defendió que ante esta tesitura “este proyecto de presa no es viable como tal y habría que revisarlo completamente, desde el principio”.

EVACUAR sangüesa O VACIAREn su opinión, “únicamente” quedan dos opciones. La primera es “evacuar Sangüesa, coger a toda la población que vive en la zona inundable y sacarla de ahí”, mientras que la segunda opción pasaría por “vaciar el embalse hasta una cota que pueda resultar aceptable, que podría ser 426, que dejaría la capacidad en torno a 70 hm3”. “Esto garantizaría la seguridad de Sangüesa en caso de una catástrofe, algo que no es una posibilidad remota y que no está tan lejos”, sostuvo. Por su parte, Iker Aramendía lamentó la “indefensión” que viven los vecinos y consideró que “no es de recibo que la respuesta de los organismos competentes sobre lo que ocurre sea que no pasa nada y que estemos tranquilos”. - E.C./E.P.