Salvemos el Ega insiste en que se haga un informe sobre los recursos hídricos

La Mancomunidad recuerda que el PSIS anulado por el Supremo lo tramitó en su día el Gobierno foral

Maite González - Jueves, 9 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Protesta ante las obras de los pozos de Mendaza.

Protesta ante las obras de los pozos de Mendaza. (JUAN ARTEAGA)

Galería Noticia

Protesta ante las obras de los pozos de Mendaza.

estella-lizarra- La asociación Salvemos el Ega insistió ayer en la necesidad de que se lleve a cabo un informe “serio” sobre los recursos hídricos que existen antes de que prosigan los proyectos de la Mancomunidad de Montejurra. Para Salvemos el Ega, la reciente sentencia del Tribunal Supremo y otras resoluciones como la del Defensor del Pueblo “están demostrando que las cosas no se están haciendo bien”.

Como se ha informado, la sentencia del Tribunal Supremo anula el Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) denominado Proyecto de abastecimiento de agua a Viana y a la Ribera “por falta del informe de la Confederación Hidrográfica del Ebro previsto en el artículo 25.4 del Texto Refundido de la Ley de Aguas”. Así, según establece el tribunal, este informe a la CHE no fue solicitado en la tramitación del PSIS. El Supremo estima así el recurso de casación que presentaron la fundación Sustrai Erakuntza y los ayuntamientos de Ancín y de Murieta.

Por su parte, Salvemos el Ega insiste en la necesidad de un informe. “Hay que empezar la casa por los cimientos, por el principio, solicitando un informe actualizado sobre qué recursos hídricos existen”, resumieron desde la asociación. “Hay que hacer un estudio de los recursos acuífero-río, estimar el caudal ecológico y respetar las concesiones. Lo que sobre, después de analizar todos estos datos, que se lo lleven y, si no, que busquen otras alternativas que existen”, señalan.

Desde este colectivo quisieron dejar claro de nuevo que no se oponen al suministro a la zona sur de la Merindad. “No somos contrarios, para nada. Todo el mundo tiene derecho al abastecimiento de agua de boca de calidad, pero haciéndolo bien, permitiendo un desarrollo sostenible para todos y valorando alternativas”.

herramientaPor su parte, desde la Mancomunidad de Montejurra, su gerente, Laureano Martínez insistió en que la sentencia del Supremo no anula el proyecto, sino únicamente el PSIS. “Anula una herramienta urbanística de planificación que es lo que es un PSIS. No entra a juzgar para nada el proyecto”, recordó. El gerente de la Mancomunidad afirmó además que se trata de un proyecto “que lleva años parado porque no hay recursos económicos”.

Laureano Martínez apuntó que la sentencia del Supremo “afecta únicamente a que no tienes esa herramienta urbanística, el PSIS, y a lo que eso supone. Por ejemplo, si tienes una obra incluida en un PSIS el promotor, en este caso la Mancomunidad, no está sujeto a las distintas licencias municipales”, explicó.

En este sentido Laureano Martínez señaló que “no hemos pedido licencia al Ayuntamiento de Mendaza, porque al ser PSIS no era necesario. Si no es de aplicación el PSIS, inmediatamente hay que solicitar la licencia, como de hecho hemos hecho ya con Mendaza”, afirmó Martínez.

El gerente de la Mancomunidad de Montejurra insistió en que la tramitación de este plan sectorial, aprobado en 2012, la llevó en su día el Gobierno de Navarra. “La sentencia dice que falta el informe de la CHE. El Gobierno es el que tramita el PSIS y la Mancomunidad no tiene por qué saber si se ha solicitado el preceptivo informe”. Sobre este documento, Laureano Martínez señaló que “es un informe necesario para la tramitación del PSIS y que por lo visto se ha obviado. Pero no tiene que ver con los permisos de obra ni con las concesiones”.