Cuenca despeja dudas sobre el ascensor de Mendillorri y garantiza que se hará

Aunque reconoce que el proyecto generó dudas en Aranzadi, confirma que se respetará el acuerdo del equipo de Gobierno, que aprobó una partida de 400.000 euros en el presupuesto de este año

Kepa García - Jueves, 9 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Galería Noticia

pamplona- El equipo de Gobierno reiteró ayer su compromiso para la construcción del ascensor del Mendillorri, para lo que existe una partida de 400.000 euros en los presupuestos recientemente aprobados, tras las dudas que mostró sobre el proyecto la edil de Aranzadi Laura Berro en el foro vecinal celebrado recientemente en el barrio.

Su compañero Armando Cuenca, encargado como concejal delegado de Movilidad Urbana de impulsar su construcción, también puso de manifiesto las reticencias que en el seno de Aranzadi han mantenido sobre el ascensor, pero fue contundente al asegurar que se va a cumplir el compromiso alcanzado entre las cuatro formaciones.

Recordó al respecto que no existe siempre un punto de partida común entre los integrantes del equipo de Gobierno y reconoció sin tibiezas que este asunto ha provocado discrepancias internas, pero quiso poner en valor la capacidad para llegar a acuerdos que han mostrado en lo que va de legislatura las fuerzas del cambio, logrando consensos donde antes había diferencias.

sin entusiasmoSin demasiado entusiasmo por el proyecto del ascensor como él mismo se encargó de señalar, el concejal aludió a un informe en el que se asegura que no es una obra prioritaria en Mendillorri dada la baja edad media existente en el barrio, pero comentó que no será negativo para sus vecinos que se habilite un ascensor interior.

Fue durante la comisión de Urbanismo, donde se presentó una declaración del PSN para exigir el cumplimiento del proyecto y construcción del ascensor del barrio de Mendillorri previsto en los presupuestos de 2017, que recoge una partida de inversión de 400.000 euros para este fin. Fue aprobada con 7 votos a favor (UPN, Geroa Bai y PSN) y 3 en contra, los de EH Bildu y Aranzadi.

En el turno de intervenciones, el portavoz socialista Eduardo Vall utilizó las palabras de la concejala Berro para criticar a Aranzadi -lo que viene siendo una costumbre- y de paso destacar las diferencias que este asunto ha generado en el seno del equipo de Gobierno.

Para el regionalista Juan José Echeverría, la intervención en el foro de barrio de la edil de Aranzadi provocó “incertidumbre” por el futuro ascensor, lo que en su opinión es un reflejo de la gestión del equipo de Gobierno, que censuró de principio a fin.

Más escueta fue la portavoz de Geroa Bai Itziar Gómez, que aludió al presupuesto aprobado para este año como garantía de que el proyecto se va a llevar a cabo. También requirió al área de Ecología Urbana la elaboración de un cronograma detallando los plazos de ejecución.

Por parte de EH Bildu intervino Joxe Abaurrea, que también garantizó que el proyecto se ejecutará ya que fue consensuado previamente y se le dotó de una partida presupuestaria. Terminó su intervención con un duro reproche a Vall, a quien acusó de mantener una actitud “hiriente con el euskera” después de que el portavoz socialista aludiera a las decisiones identitarias que según dijo el equipo de Gobierno ha tomado en la legislatura.