Más de 21.000 euros para la lucha contra el mejillón cebra

El Consistorio comprará producto químico para aplicar en Valdetellas y Montes de Cierzo (I y II)

Jueves, 9 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

tudela- El Ayuntamiento de Tudela sacó ayer a licitación la contratación del suministro de productos químicos para luchar contra la plaga del mejillón cebra (Dreissena polymorpha) en varias de las instalaciones de regadío de la capital ribera. La partida asciende a más de 21.200 euros para poder actuar con esta plaga que colapsa los tubos de riego y que se ha asentado en todo el cauce del Ebro desde hace más de 15 años. El pliego hace referencia a la actuación en las instalaciones de riego de Valdetellas y Montes de Cierzo I y II, así como el asesoramiento para la aplicación del tratamiento en los tres regadíos “en la fecha que se considere óptima para su realización”. El contrato es de un año, aunque el producto se suminstrará tanto este año como en 2018.

La suma de todos los caudales a los que se hacen referencia en el pliego y que deberán ser objeto del producto que se adquiera (Valdetellas, Montes de Cierzo I y Montes de Cierzo II) es de 2.180 litros por segundo, mientras que el volumen de agua total anual demandado por los tres sistemas de regadío es de 10.000.000 de metros cúbicos al año.

su apariciónEn agosto de 2007 aparecieron los primeros ejemplares de mejillón cebra en El Bocal y en varios puntos del regadío en Montes de Cierzo, después de que un año antes se alertara de la existencia de este bivalvo en el Canal Imperial de Aragón y en el Canal de Lodosa. En septiembre de ese mismo año ya se encontraron en los sistemas de regadío de Valdetellas y Montes de Cierzo. Pese a la preocupación de los agricultores (en 2010 denunciaron la pasividad del Ayuntamiento a pesar de las continuas averías que sufrían), la primera actuación del Consistorio no llegó hasta 2011, cuando encargó un estudio para analizar cómo afectaba la plaga al regadío. Un experto dijo entonces que el tratamiento integral costaría 1,4 millones de euros. En 2012 los agricultores tuvieron que estar una semana sin poder regar por los daños que había ocasionado la plaga. Desde entonces el tratamiento es constante. - F. P-N.