El 47,6% de los contratos firmados en 2016 no superaba ni el día de duración

UGT considera que la reforma laboral de 2012 ha implantado un patrón de inestabilidad

Juan Ángel Monreal - Viernes, 10 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Jesús Santos, secretario general de UGT en Navarra, en el último congreso.

Jesús Santos, secretario general de UGT en Navarra, en el último congreso. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

Jesús Santos, secretario general de UGT en Navarra, en el último congreso.

pamplona- Cinco años después de entrar en vigor, la reforma laboral del PP ha transformado el mercado de trabajo español y navarro. Ha facilitado las reducciones salariales en aquellas empresas con disminución en los ingresos, ha vaciado de contenido la negociación colectiva, dando prioridad a los convenios empresariales y, según UGT, “ha implantado un patrón de crecimiento del empleo basado en la inestabilidad laboral”.

Algunos datos aportados ayer por el sindicato, en un informe que analizaba las consecuencias de la reforma, soportaban esta afirmación. Se ha duplicado ampliamente, por ejemplo, el porcentaje de trabajadores con contrato a tiempo parcial involuntario, que desearían estar ocupados más horas. Y se ha incrementado también de manera sustancial el porcentaje de contratos cuya duración no excede del día. Durante 2016 fueron el 47,6% del total, un porcentaje ligeramente inferior al del año pasado. “En diciembre de 2016 -recuerda el sindicato en su informe- tan solo un 5,21% de los contratos suscritos tuvieron carácter indefinido, cinco puntos menos que antes de la crisis, cuando los contratos indefinidos superaban el 10%”. Como consecuencia de todo ello, la duración media de los contratos temporales se ha reducido desde los 89,8 días de 2007 a los 34,8 de la actualidad.

Este incremento de factores ligados a la precariedad, especialmente intenso entre 2012 y 2015, parece haber comenzado a mitigarse en el último año o año y medio. Así, el porcentaje del empleo a tiempo parcial, que llegó al 18,4% en 2015, ha caído hasta el 16,73% en 2016. Y, dentro de este grupo, disminuye también el de aquellos a los que les gustaría trabajar más horas: del 61% de 2014 al 55% de 2016. E incluso el descenso en la renta por hogar, acentuado hasta 2014, se revirtió en 2015, último año del que existen datos. “Pese a ello, Navarra presenta la menor tasa de riesgo de exclusión social del conjunto de las Comunidades Autónomas y se sitúa por debajo de las medias de la Unión Europea”, mafinestó el sindicato.

A juicio de UGT, la reforma laboral de 2012 “marca un cambio de tendencia en la destrucción de empleo que, a partir de ese momento, se centra básicamente en el empleo fijo”. Como consecuencia, la temporalidad ha crecido “incesantemente” entre el primer trimestre de 2013 y el último trimestre de 2016, pasando los asalariados con contrato temporal de 35.200 (un 17% del total) a 58.200 (un 24,9%). La parcialidad se ha incrementado también en el empleo indefinido, de forma que si antes de la reforma laboral afectaba a un 11,7% de los contratos indefinidos, en 2015 alcanza al 15,5% y al cierre de 2016 se situaba en un 13,8%.

A la vista de estos datos, el secretario general de la UGT de Navarra, Jesús Santos, considera necesaria y urgente la derogación de la reforma laboral. “La reforma laboral ha creado en Navarra 18.000 empleos precarios, tras la destrucción de 37.000 empleos estables y con derechos. Por tanto, solo se ha recuperado la mitad del empleo destruido y en unas condiciones deplorables, sobre las que no es posible sostener un modelo de sociedad del bienestar, con unos estándares mínimos de calidad”, afirma. Santos aboga por “recuperar el equilibrio en las relaciones laborales, roto por la reforma laboral, ya que la situación actual es insostenible, injusta e impropia de una Comunidad desarrollada” y por “acometer una revisión completa de las política actuales, con el objetivo de lograr un mayor grado de progreso económico y social para la mayoría”.

apunte

Creación de empleo “escasa”

Inestabilidad. De acuerdo con el informe de UGT, la recuperación del empleo es “escasa e inestable”. El año 2016 finalizó con 40.045 parados, 3.098 menos que en diciembre de 2015, pero 18.470 más que a finales de 2007, por lo que el desempleo tendría que descender todavía un 50% (alrededor de 20.000 personas) para recuperar los niveles del año previo a la irrupción de la crisis. Además, la tendencia descendente del paro “no da muestras de estabilidad”, ya que en los últimos cinco meses del año pasado, el desempleo aumentó en Navarra en 1.146 personas, y el pasado mes de enero se han sumado otras 1.197, hasta elevar la cifra a 41.242 parados. - D.N.

las cifras

1.906,88

coste salarial total. En los tres primeros trimestres de 2016 la media se sitúa ligeramente por debajo de la del cuarto trimestre de 2008, con 1.917,6 euros. La media española ha pasado en el mismo tiempo de 1.800,09 a 1.859,76 euros.

9.800

Hombres a tiempo parcial. Son 2.800 más que en 2008. La ocupación a tiempo parcial es mucho más frecuente entre las mujeres: 35.600 se encuentran en esta situación en Navarra, frente a las 30.900 de 2008.

48,42%

Tasa de cobertura. Ha bajado en 22,81 puntos desde el comienzo de la crisis.

40,1%

más de dos años en paro. Más del 55,6% de los parados lleva al menos un año sin trabajar. Cuatro de cada diez, más de dos.