Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los trabajos pendientes, de “gran “envergadura”

Cristina Narbona lamenta el aval del CSN, pese a que Nuclenor no haya cumplido las exigencias reiteradas

Viernes, 10 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

pamplona- El suyo, por varios y sustanciales motivos, fue el único voto contrario al informe favorable a la reapertura de Garoña. La consejera del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y exministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, quiso explicar ayer las razones, aunque el resumen de las mismas es que las actuaciones que la central nuclear tiene pendientes para poder operar “son de extraordinaria envergadura”.

Lamentó asimismo que el organismo regulador haya dado su plácet pese a que la propietaria de la planta no ha cumplido las exigencias que, en repetidas ocasiones, se le han reclamado. La última, hace año y medio a través de una carta del director técnico del CSN indicando que si esas actuaciones no se ejecutaban no se daría el informe que, sin embargo, el pleno del CSN votó favorablemente.

También mostró su malestar por el hecho de que ese documento no establezca un límite de diez años para la reapertura, como se hacía con anterioridad. “Llevamos desde el año 2014 tramitando la solicitud de la central de Garoña, y es la primera vez desde el año 1999 que el CSN hace un informe favorable en el que no se establece ningún límite para la renovación que se va a otorgar por parte del Ministerio, que tiene la última palabra”, dijo en declaraciones a Radio Euskadi. “Se ha roto una práctica sin ninguna justificación”, añadió. La consejera del CSN concluyó que “los requisitos que el Consejo pide son estrictos, pero que el problema es que se van cambiando”.

¿Garantías?No fue la única voz que ayer proyectaba la sombra sobre Garoña y sobre la valoración efectuada por el CSN. El presidente de la patronal de Castilla y León (Cecale), Santiago Aparicio, expresaba sus dudas de que “aunque se hagan las inversiones necesarias esté garantizado que se cubra el riesgo cien por cien”, dada la antigüedad de las instalaciones. Aparicio recordó también que las patronales apuestan por la energía nuclear “con lo que esto afecta al recibo de la luz, aunque Garoña lleva cuatro años parada y no se ha visto esa necesidad”, zanjó. - Efe/E.P.