El Ejecutivo invertirá 450.000 euros para recuperar Ibero

Se restaurará la torre de este complejo medieval situado entre Leitza y Goizueta

Nerea Mazkiaran - Viernes, 10 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Aspecto exterior de la torre de Ibero en 2011.

Aspecto exterior de la torre de Ibero en 2011. (J.M. BARRIOLA)

Galería Noticia

Aspecto exterior de la torre de Ibero en 2011.

LEITZA. Un día después de la visita de la comisión de Cultura, Deporte y Juventud del Parlamento de Navarra a la ferrería de Ibero, en Leitza, el director general de Cultura-Institución Príncipe de Viana, Fernando Pérez, anunció ayer que el Gobierno de Navarra invertirá 450.000 euros este año para la recuperación de la torre de la ferrería, un complejo industrial del medievo único situado a orillas del río Urumea, entre Leitza y Goizueta, que pedía una actuación urgente.

Y es que el paso de los años, el abandono y la alta pluviometría de la zona aceleraron su deterioro, sobre todo desde 2006, cuando se desplomó el tejado. Ahora con la ayuda del Gobierno se podrá reconstruir el edificio, tanto en el interior como en el exterior, según señalan desde los ayuntamientos de Leitza y Goizueta, que trabajan conjuntamente en este proyecto. Así, se levantará una nueva cubierta, se renovarán las paredes y se consolidará la estructura del edificio. En el interior se colocarán paneles explicativos sobre Ibero y la historia medieval a través de la industria del hierro.

“Ibero es un tesoro que guarda una parte de nuestra historia. Durante siglos fue una actividad económica importante en la zona y eso es lo que queremos para el futuro”, destacan desde los ayuntamientos. “La torre de Ibero y sus alrededores reúnen unas características ideales para un tipo de turismo sostenible que podría actuar como motor de desarrollo”, abundan. También se muestran satisfechos de la respuesta del Gobierno. “Tanto los parlamentarios como el director general de Turismo han podido conocer este patrimonio y ver su estado, por lo que perdíamos ayuda. El objetivo se ha cumplido”, afirman.

En relación al proyecto, explican que lo está realizando Príncipe de Viana y que los ayuntamientos de Leitza y Goizueta se encargarán del mantenimiento del lugar, para lo cual quieren crear un grupo con vecinos de ambos pueblos para trabajar en auzolan. De cara al futuro, adelanan que sería conveniente restaurar el puente de acceso.

Este complejo industrial se agrupa en torno a un puente gótico, un caserío, una ferrería y una torre defensiva, una muestra singular del patrimonio histórico-cultural de la Navarra de Carlos II, entre los años 1349 y 1357. En activo hasta el siglo XVIII, su decadencia, principalmente de la ferrería, llegó en el siglo XIX con la industrialización. Por ello, los propietarios optaron por arrendar el caserío a cambio de que los inquilinos trabajaran en las labores de mantenimiento del conjunto histórico. Así fue hasta finales del siglo XX, cuando se fueron sus últimos moradores. Desde entonces, la situación empeoró. En 2012 lo adquirió el Ayuntamiento de Leitza y dos años más tarde fue declarado por Príncipe de Viana como Bien Inventariado.