Productos locales y de temporada en los menús saludables de Escuelas Infantiles

El pan, la patata, los lácteos y el aceite tendrán que ser de la máxima calidad

Viernes, 10 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

pamplona- El estudio encargado por el Ayuntamiento a INTIA para implantar menús más saludables en la red de Escuelas Infantiles apuesta por la introducción de alimentos de proximidad, de temporada y ecológicos adquiridos directamente a los productores. Estos cambios se fundamentan en criterios de mejora de la calidad tanto desde el punto de vista de la apetencia y el sabor como nutricional y sanitaria. También obedecen a criterios de sostenibilidad económica, social y medioambiental.

El informe considera que los alimentos básicos deben recuperar su protagonismo y su calidad. De este modo, el pan, la patata, los lácteos y el aceite serán de la máxima calidad y se constituirán como iconos del cambio. Asimismo, el documento recoge cálculos que demuestran que la nueva propuesta es viable económicamente.

Actualmente, once de las doce Escuelas Infantiles municipales cuentan con servicio de comedor al ser su jornada educativa completa y disponen de cocina y comedor en sus instalaciones. La excepción es la E.I. José María Huarte que ofrece únicamente media jornada. En las escuelas, a día de hoy, la mayoría de los productos se compra sin elaborar y se cocinan en el mismo centro.

El informe indica que con el nuevo modelo serán los comedores escolares quienes gestionarán el servicio en las instalaciones de las escuelas con materias primas procedentes de la producción local y adquiridas de las empresas productoras y del pequeño comercio, primando las obtenidas en el modelo de producción agraria ecológica. Siempre que sea viable, se establecerá contacto directo con estos agentes que suministrarán la materia prima directamente.

Una vez realizadas las visitas a las once escuelas infantiles y las reuniones con el personal de las cocinas y de las direcciones, se considera que los dos centros más adecuados para llevar a cabo el plan experimental son los de Donibane y Hello Buztintxuri. Durante los primeros meses, mientras se realiza un estudio del diseño de los menús, se mantendrá el actual.

Esta iniciativa de sustitución del actual modelo de alimentación altamente procesada e industrializada y sujeta a grandes ciclos de transporte, por otro de alimentos producidos y procesados localmente (en un área de 100 a 150 kilómetros)

productos de casaEl informe recoge información e indicaciones de los distintos alimentos. Por ejemplo, sobre el abastecimiento de verduras y hortalizas señala que puede realizarse a través de personas productoras hortícolas inscritas en el Consejo de la Producción Agraria Ecológica en Navarra (CPAEN), en Elkarkide de Pamplona o en otras localidades de Navarra.

Señala que es necesario cambiar la alubia verde con la que actualmente se abastecen las escuelas fuera de temporada por otras verduras de temporada como brócoli, acelga, coliflor, romanescu o espinacas. También recoge la necesidad de estudiar la introducción de verduras de hoja, como acelga y espinaca o que las patatas, elemento importante en los purés de lactantes y caminantes, sean de febrero a mayo de productoras ecológicas de los valles de Salazar y Aezkoa.

Al ser la producción local de legumbres escasa se propone utilizar de cultivo ecológico, por ejemplo, lentejas pardinas de Arguedas y garbanzos pedrosillanos de Pueyo. Sobre la pasta se indica que hay un único productor en Navarra que utiliza productos ecológicos mientras que el arroz recomienda que sea semiintegral por su calidad nutritiva.

Respecto a las carnes, se apuesta por mantener los proveedores de pollo, pavo y cerdo y en ternera por la utilización de carne de Navarra, mientras que para el pescado se plantea la opción de cooperativas de la costa vasca o francesa. Para los huevos, el pan y el aceite la alternativa son los productores que existen en Navarra inscritos en el CPAEN.

En fruta, las manzanas y peras de proximidad y ecológicas, junto con las naranjas y mandarinas de Valencia y los plátanos de Canarias, todos ellos cultivados bajo los criterios de la agricultura ecológica, serían la opción más adecuada. Por último, para los lácteos apuesta por yogur natural sin azúcar de producciones ecológicas. - D.N.