vecinos

Naipes contra el olvido

Encartados propone realizar estimulación cognitiva con juegos de cartas recogidos en una guía

Este proyecto de acceso gratuito busca reforzar el vínculo entre el cuidador y la persona enferma

Nerea Mazkiaran - Viernes, 10 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Laura Moreno Eguinoa y Javier Sánchez Ruiz de Gordoa, artífices del proyecto Encartados.

Laura Moreno Eguinoa y Javier Sánchez Ruiz de Gordoa, artífices del proyecto Encartados.

Galería Noticia

Laura Moreno Eguinoa y Javier Sánchez Ruiz de Gordoa, artífices del proyecto Encartados.

“La guía busca dar respuesta a la demanda de ejercicios por parte de familiares”

altsasu- Un objeto cotidiano, sobre todo para los mayores, como una baraja de cartas puede ser una valiosa herramienta para luchar contra el olvido. Esa era la idea que unió al neurólogo Javier Sánchez Ruiz de Gordoa y a la neuropsicóloga Laura Moreno Eguinoa, que con mucha dedicación y pocos medios han desarrollado Encartados, una guía gratuita para realizar estimulación cognitiva con cartas que comparten con cuidadores y profesionales a través de la web www.encartados.com.

“Era una idea personal que surgió a través de la consulta de neurología para intentar dar respuesta a la demanda de material por parte de las familias, que preguntaban qué ejercicios de estimulación cognitiva podían hacer en casa”, explica Javier Sánchez. “De niño jugaba mucho a las cartas con mis familiares. Cuando mi abuela desarrolló la enfermedad de Alzheimer hacía con ella algunos de los juegos que ahora están en la guía y que recomendaba en la consulta. Pensé que sería útil realizar una guía dirigida a los cuidadores”, añade este neurólogo del grupo Neuroepigenética de Navarrabiomed.

Así, se la propuso a Laura Moreno, neuropsicóloga con más de una década de experiencia en la clínica Josefina Arregui de Altsasu, centro donde se conocieron unos años antes. “La idea original se alejaba del diseño actual de la guía. Laura aportó el carácter lúdico que tiene”, apunta Javier Sánchez. Lo cierto es que la neuropsicóloga incide en esta faceta del proyecto. “El objetivo no es solo estimular cognitivamente, sino también favorecer el vínculo entre el cuidador y la persona enferma y que sea un momento agradable para ambos. De no ser así no tiene sentido”, apunta Laura Moreno.

Estos dos profesionales inciden en la importancia de promover la actividad cognitiva en las personas que presentan demencia, tanto para mantener las capacidades que preservan como para enlentecer el desarrollo de la enfermedad y mejorar su calidad de vida. Para ello, cada vez hay más recursos, como manuales con fichas de ejercicios y propuestas de tareas así como programas informáticos. Pero también se puede estimular la memoria, el lenguaje, la atención, la concentración, el razonamiento o la abstracción, entre otras capacidades cognitivas, a través de actividades más cotidianas, como colaborar en tareas domésticas, pasear, ir a actos culturales, leer, atender la huerta o participar en juegos de mesa, como es el caso.

“Hay muchas formas de estimulación cognitiva y todas pueden ser útiles. Lo importante es adaptarlas a la persona, al cuidador y a la situación en la que estén. Encartados es una aportación más”, apuntan Javier Sánchez y Laura Moreno. Al respecto, destacan la versatilidad de los naipes. “Potencian el contacto y el vínculo con sus allegados, la socialización, la comunicación y la interacción con el entorno. Además, permite emplear el tiempo de forma productiva y mejorar la autoestima”.

LA GUÍA El proyecto pivota en torno a la guía, que recoge 20 juegos, algunos tradicionales como los seises, el burro o la guerra, y otros adaptados o inventados. Junto a cada juego hay sugerencias, variantes y consejos. “Está explicado a modo de libro de cocina, con todos los pasos a seguir”, apunta Javier Sánchez. Además, en caso de dudas, existen vídeos demostrativos de los juegos en la web, donde también se puede descargar de forma gratuita la guía. Desde su presentación en noviembre en la reunión anual de la Sociedad Española de Neurología, celebrada en Valencia, se han realizado más de 1.200 descargas, el 40% de Pamplona pero también de lugares como Mad-rid, Barcelona, Venezuela, México o Chile, entre otros.

En la guía también establecen pautas para el juego. “Es muy importante ser flexible, adaptarse a cada persona. Para no hacerlo pesado o frustrante puede ser mejor no corregir constantemente todos los errores. Y si se emplea el humor, mucho mejor. La primera regla es que no hay reglas”, señalan.

Si bien se puede jugar de forma individual bajo la supervisión de otra persona, la mayoría de los juegos son en pareja o grupales, para jugar en visitas o reuniones familiares. “Ha tenido muy buena acogida en centros de día y residencias”, señalan.

La guía también se puede adquirir en papel y encuadenada en Ulzama La Tienda, al precio de 8,5 euros, sin beneficio para los autores. Asimismo, han colaborado en el proyecto Katuki Saguyaki, que ha diseñado la portada, y la diseñadora María Arraiza además de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Navarra y el Grupo de Demencias de la Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología. “Estamos orgullosos de que el proyecto haya salido adelante sin ningún patrocinador”, señalan. De cara al futuro se plantean participar en una plataforma de crowdfunding para cubrir los gastos de diseño, edición de los materiales y mantenimiento de la página web.

Para valorar la utilidad del proyecto, Javier Sánchez y Laura Moreno piden a los usuarios de esta guía que rellenen una encuesta anónima que aparece en la página web. “Con la información aportada podremos conocer el impacto que ha tenido el proyecto, la utilidad de la guía y el perfil de los usuarios, con datos como el tipo de enfermedad degenerativa, edad o región de procedencia” explican.