"AHORA HAY MÁS TRABAJO MAÑANA Y TARDE"

Controversia en Cáseda por la subida del sueldo del alcalde de UPN un 20%

Esparza lo justifica con un aumento de dedicación y la oposición lo considera excesivo e innecesario

M. ZOZAYA - Viernes, 10 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 07:57h

Jesús Esparza, alcalde de Cáseda.

Jesús Esparza, alcalde de Cáseda. (Archivo)

Galería Noticia

Jesús Esparza, alcalde de Cáseda.

CÁSEDA. La decisión del alcalde de Cáseda, Jesús Esparza (Agrupación San Zoilo, próxima a UPN), de incrementarse un 20% su salario ha suscitado la polémica en la localidad a raíz de que el grupo de la oposición, Izquierda de Cáseda-Kasedako Langileak, (4 de los 9 corporativos) hiciera público el resumen del pleno de los presupuestos del pasado mes de diciembre, a los que sólo la Agrupación San Zoilo dio luz verde, en el que daba cuenta de la sesión y manifestaba su desacuerdo. En su exposición, el grupo califica los presupuestos de "irrealistas y demasiado condicionados a futuras subvenciones".

Y dentro de ellos, sin duda lo que más ha trascendido ha sido la subida del 20% que el propio alcalde ha hecho de su sueldo, en base a un aumento de la jornada "del 50% a cerca del 75%", según consta en el acta de la citada sesión. La medida supone que Esparza pasa a cobrar de 19.000 euros por media jornada en 2016, a 24.000, que con los gastos de Seguridad Social, a cargo del Ayuntamiento, alcanzarán los 31.200 euros. "Es excesivo, innecesario e injustificado", opina el concejal Mikel Ayape, al tiempo que añade que el dato es poco más que un párrafo en una información de cuatro páginas, y que el único afán de su grupo al publicarlo ha sido "facilitar al pueblo una información que el Ayuntamiento se niega a hacer pública".

Esta transparencia ha hecho que se difunda la medida de Jesús Esparza, "impopular en los tiempos que corren y carente de sentido en un pueblo que tiene 980 habitantes.

Por mucho que diga que hay más trabajo, no lo concreta, así como la jornada. Nunca se sabe cuánto tiempo dedica al Ayuntamiento", dice Ayape. En su defensa, Jesús Esparza alega que el incremento del sueldo se corresponde con el aumento de trabajo en el Ayuntamiento. "Antes trabajaba el 50% de la jornada, y ahora el 75%, porque hay más trabajo". Añade que dedica al Ayuntamiento las mañanas, de 10.00 a 14.00 horas en su despacho, y por la tarde, supervisa trabajos municipales de los empleados.

"Ahora tenemos 7 empleados públicos que hemos contratado con subvenciones del SNE, y se están haciendo muchas cosas en el pueblo. Me dedico exclusivamente al Ayuntamiento, afirma, al tiempo que añade que la entidad bancaria a la que pertenece, Caja Rural, no permite medias jornadas, por lo que para desempeñar su trabajo tendría que abandonar la Alcaldía. (Esparza la ostenta desde hace cinco legislaturas). El alcalde asegura que "Cáseda funciona bien y se está trabajando mucho con ingresos y proyectos como la ampliación de la residencia de la tercera edad o la compra de la conservera local". El nivel económico sostiene, "es muy bueno y esto hace que mantengamos precios de tasas y contribución y una deuda de 300.000 euros, aceptable", concluye.

PRESUPUESTOS Los presupuestos aprobados para 2017 ascienden a 1.600.000 euros, frente al 1.200.000 de 2016. En la partida de Gastos fijos y Personal (548.000 euros ), se incluye el incremento salarial de Esparza, y otros como: Mantenimiento (217.000 euros), Amortizaciones e Intereses (59.000), Gastos Generales, Subvenciones y Fiestas (279.000) y a inversiones se destinan 587.000 euros. Dos partidas destacadas son la de Subvenciones del Gobierno de Navarra (de 92.000 euros en 2016, a 290.000 para el 2017), y la de Tasas de Ocupación y Dominio "con una propuesta de 290.000 euros, que en 2016 fue de 122.000. Son importantes partidas en el aire, y otras suntuosas y perfectamente prescindibles, como el sueldo del alcalde, que si antes nos parecía alto, ahora nos parece más, porque se equipara casi al de los alcaldes de localidades mayores como Sangüesa o Tafalla, ", dice Ayape.

Esparza ha compaginado el cargo de alcalde desde 1999, siempre por San Zoilo, con la presidencia de la Mancomunidad de Sangüesa, (casi dos legislaturas), cargos que ha simultaneado con el de parlamentario por UPN. "Cobraba de un lado y de otro, hasta completar la jornada. Ahora se aumenta la del Ayuntamiento sin definirla, ni justificarla", reitera el edil de Izquierda de Cáseda.