Eder promueve un proyecto turístico con Francia y la CAV

Busca ayudas de la Unión Europea para un plan gastronómico común

Fermín Pérez-Nievas - Viernes, 10 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Sáez, Casado y Larrarte presentaron el Plan de Acción.

Sáez, Casado y Larrarte presentaron el Plan de Acción. (FERMÍN PÉREZ-NIEVAS)

Galería Noticia

Sáez, Casado y Larrarte presentaron el Plan de Acción.

TUDELA. El Consorcio Eder ha acudido a la convocatoria del programa europeo Poctefa para tratar de conseguir ayudas dentro de un proyecto turístico y gastronómico diseñado, coordinado y gestionado por esta entidad ribera para tratar de aglutinar los intereses de Francia, la Comunidad Autónoma Vasca y la Ribera. “La idea es crear un tour transfronterizo en el que cada zona aporte su valor gastronómico e integre todo el ciclo del propio producto y vender al mismo tiempo las tres zonas”, explicó el gerente del Consorcio Eder, Abel Casado. La resolución se conocerá a finales de este año 2017 para un proyecto en el que la Ribera pone en valor su verdura y la CAV los chuletones. “La idea es tratar de desestacionalizar el producto, mostrándolo desde su origen. Es un proyecto muy ambicioso y bonito”, concluyó Casado.

plan de acciónEste anuncio lo realizó en la presentación del Plan de Acción de esta entidad para los próximos dos años, 2017 y 2018, para el que han trazado una serie de 6 objetivos y 18 líneas de actuación con las que pretender establecer los marcos de trabajo, participación, relación con la sociedad y entidades locales en los próximos años.

Como presidente de Eder, el alcalde de Tudela, Eneko Larrarte, destacó el paso dado con respecto a la gestión de anteriores gerencias: “Tenemos ya un plan operativo, que quienes llevamos un tiempo aquí era algo que no se había conocido dentro de Eder”. En este sentido destacó el hecho de que todos los agentes, sindicatos, y partidos políticos que integran la comisión ejecutiva de esta entidad habían aprobado por unanimidad este plan de acción. “Es una base en la que hay que perseverar sin abandonar los pasos que ya se estaban dando”, añadió el alcalde. Larrarte destacó la importancia de abandonar “la sensación de victimismo y construir juntos un nuevo futuro. Hay que saber dónde estamos, pero huyendo de parálisis y quejas y poniendo manos a la obra. O movilizamos juntos la comarca o tendremos serias dificultades en asumir retos y desafíos”.

El gerente, Abel Casado, señaló que los ayuntamientos están comenzado a notar que se ha producido un cambio en la forma de actuar y que, poco a poco” “va calando la idea de que muchos tienen las mismas preocupaciones y problemas, pero romper con la inercia de muchos años de trabajo es complicado, costará años”, aclaró.

A este respecto explicó que “superar la acción local por la comarcal sólo se logra si se ponen encima de la mesa objetivos estratégicos de zona que den resultados pero sin abandonar sus planes locales que también deben existir”.

plan de acción

Establecer la visión que se quiere de la Ribera para 2030. Elaborar un Plan Estratégico (para el mes de junio) y adecuar los otros planes ya existentes.

Mantener los servicios existentes. Los sistemas de participación, de apoyo al emprendimiento, de apoyo al turismo y de gestión de las masas forestales.

Diseño de planes. Puesta en marcha de proyectos que hagan comarca con entidades locales, otras comunidades y regiones e incluso otros países.

Impulso de los agentes de participación. Promover el asociacionismo a diferentes niveles y dinamizar los procesos de participación.

Hacer visible la Ribera. Participar en ‘clusters’ de ámbito regional en el impulso de ejes de desarrollo económico sectorial y establecer comunicación fluida con el Gobierno y la Corporación Empresarial Pública de Navarra.

Implantar un sistema de gobierno abierto y transparente. Poner información al servicio de los medios, medir el impacto de las actuaciones, habilitar cauces directos y adecuar los instrumentos existentes y crear el Observatorio de Desarrollo de la Comarca.