Total por la seguridad. A-Tracción

La seguridad siempre ha sido una prioridad en el desarrollo de los vehículos en Volvo, así que era cuestión de tiempo que, antes o después, los Volvo hicieran de la tracción a las cuatro ruedas su estandarte.

Un reportaje de Tomás Pastor - Sábado, 11 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Volvo anima a los conductores a redescubrir el placer de conducir y a salir de las ciudades de la mano del V90 Cross Country.

Volvo anima a los conductores a redescubrir el placer de conducir y a salir de las ciudades de la mano del V90 Cross Country. (Foto: Volvo)

Galería Noticia

Volvo anima a los conductores a redescubrir el placer de conducir y a salir de las ciudades de la mano del V90 Cross Country.

Volvo Cars celebra sobre la nieve sus 20 años de tracción mecánica integral -desde aquel ya lejano Volvo 850 Station Wagon AWD- poniendo a prueba sus vehículos de mayores prestaciones en los lagos helados que rodean la estación de esquí de Are, al norte de Suecia. No es posible encontrar mejor escenario, en plena época invernal, para mostrar las posibilidades de agarre, diversión y seguridad que reportan las soluciones de tracción integral -tanto su acreditada tracción mecánica como la nueva tracción eléctrica- que, según precisa la firma sueca, “hacen imbatibles a los XC90, V40 Cross Country y V90 Cross Country en cualquier tipo de terreno y situación meteorológica”.

Para Volvo, la tracción integral se ha convertido en un componente vital de sus automóviles, fiel a esa filosofía de marca “capaz de llevarte allí donde quieras por muy mal tiempo que haga”, un planteamiento que “es una parte importante de nuestra tradición y que refleja claramente quiénes somos y de dónde venimos. De hecho, los avances en la tecnología de la tracción a las cuatro ruedas suponen una mejora de la maniobrabilidad, la estabilidad y la tracción manteniendo al mismo tiempo una experiencia de conducción agradable, ágil y segura, con un menor consumo de combustible” en relación a los mecanismos de antaño.

Así lo hacía constar el vicepresidente primero de Investigación y Desarrollo de Volvo Cars, Henrik Green, al recalcar que “la reciente introducción de la tracción eléctrica a las cuatro ruedas en nuestros vehículos de alta gama supone un nuevo paso adelante en este importante objetivo. La electrificación dará una flexibilidad aún mayor a la tracción a las cuatro ruedas (AWD). Los primeros indicios ya pueden verse en nuestro Volvo XC 90 T8 Twin Engine, que lleva sobre el eje trasero un motor eléctrico que acciona las ruedas posteriores. A medida que desarrollemos vehículos totalmente eléctricos y otras aplicaciones para motores, veremos cómo se abren nuevas oportunidades para controlar cada motor y cada rueda de forma independiente, según el estado de la calzada o el estilo de conducción deseado”.

La evolución técnica de la tracción integral ha hecho posible una continua reducción del peso de los sistemas mecánicos y una clara mejora en la eficiencia. Como apunta Volvo, “a partir de la incorporación de la eficiente tecnología Active on demand, las cuatro ruedas están siempre acopladas para que el par se distribuya instantáneamente a las ruedas traseras en el momento necesario;el par real aplicado está controlado para ofrecer continuamente la maniobrabilidad, estabilidad y tracción adecuadas en cualquier momento. El actual sistema de tracción mecánica a las cuatro ruedas de Volvo Cars tiene un diseño modular y se utiliza en todos los modelos de la marca. Conocemos bien las necesidades de nuestros clientes, sabemos que necesitan un solución flexible de tracción integral que se adapte de forma rápida y automática a las distintas situaciones y condiciones meteorológicas del mundo real. La tracción a las cuatro ruedas es una prestación tan importante para la seguridad del vehículo como para la dinámica”.

No sorprende, por tanto, que las versiones AWD representen más del 50% de los nuevos pedidos de la Serie 90 y más del 40% para toda la gama de modelos de Volvo Cars. Nunca antes la seguridad, el placer de conducción, el dinamismo y la eficiencia se dieron la mano en una marca que siempre ha apostado como nadie por la seguridad a todos los niveles, algo que también queda constatado con los resultados obtenidos por los S90 y V90 en los test de choque EuroNCAP, donde han logrado la máxima calificación y ser el primer fabricante en lograr seis puntos en la prueba de frenado de emergencia autónomo para peatones y una calificación de cinco estrellas para ambos modelos.

las claves

VOLVO AWD

Volvo celebra sus primeros 20 años de tracción integral rodando sobre lagos helados con sus vehículos de mayores prestaciones