Para junio se conocerán todas las posturas

Desarrollo Rural consulta a los agricultores de la Ribera cómo quieren participar en el Canal

El Gobierno plantea regar 10.000 has por ser lo “más viable”, pero está abierto a modificaciones
Nilsa se reunirá con mancomunidades e industria en marzo
Para junio se conocerán todas las posturas

Sagrario Zabaleta Echarte - Sábado, 11 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Vista del Canal de Navarra a su paso por Tiebas.

Vista del Canal de Navarra a su paso por Tiebas. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Vista del Canal de Navarra a su paso por Tiebas.

PAMPLONA. El departamento de Desarrollo Rural, encabezado por Isabel Elizalde, y las empresas públicas Intia y Nilsa ya trabajan en el calendario de reuniones con agricultores y usuarios -mancomunidades e industria- para conocer sus opiniones sobre cómo quieren participar en el proyecto de llevar agua a la Ribera mediante el Canal de Navarra.

Desarrollo Rural e Intia han empezado a mantener encuentros previos este mes con comunidades de regantes para explicar las conclusiones de los estudios, las alternativas y los costes económicos de la transformación o modernización de las hectáreas. A finales de febrero o principios de marzo, esta consejería y Nilsa también comenzarán a contactar con representantes de las mancomunidades e industrias de la Ribera. Con estas reuniones, el Gobierno sostiene su compromiso de que regantes y usuarios decidan su participación en el proyecto;para así realizar “un diseño realista y viable económicamente” para ellos y para Canasa, la gestora del Canal de Navarra.

alternativas y costesEl análisis de las posibles fuentes de suministro para la satisfacción de las demandas y déficits detectados en la Ribera sur,elaborado por Intia, analiza 23 zonas, algunas también divididas en subzonas, que suman unas 28.300 hectáreas. En todas ellas se ha calculado el coste que supondría incorporarse al Canal, además de otras alternativas, en un análisis exhaustivo.

Basándose en este estudio, la propuesta técnica que trasladó el Gobierno de Navarra plantea continuar con el desarrollo de esta infraestructura mediante una tubería soterrada para regar entre 9.000 y 10.000 hectáreas de las zonas analizadas, que se pueden ampliar hasta un máximo de 15.000, sin poder incorporar más por la ausencia de agua para más superficie. Además, el Gobierno propone modernizar 9.803 hectáreas de regadíos tradicionales, sin cambio en el origen del agua: 5.307 se abastecen ahora del Canal de Lodosa y otras 4.496 del de Lodosa, además del río Queiles y de sus derivaciones. En esta oferta, no se modernizarían ni se añadirían al Canal de Navarra las superficies de Valcaldera de Cadreita, con 683 hectáreas;el comunal de Tudela Montes de Cierzo I y II, con 1.772 has;Ablitas, con 1.567;Camponuevo de Cascante y secanos aledaños, con 372;y el Saso Pedriz de Murchante, con 689. A pesar de ello, el informe les ha evaluado el coste de incorporarse a dicha infraestructura. Además, como las encuestas realizadas han mostrado el interés de conectarse al Canal de agricultores del secano comunal de Fontellas, del regadío La Torre de Murchante y de Ombatillo de Corella, se les ha incluido en el estudio anteriormente citado y computado el coste de esta operación.

A pesar de la solución presentada, el Ejecutivo ha dejado claro que el número de hectáreas dependerá de la postura de los regantes. De ahí que a los que se les ha recomendado modernizar el regadío, puede que se decanten por el Canal y a los que se les ha excluido por motivos técnicos, puede que elijan sumarse a esta infraestructura. El Gobierno prevé tener para junio un “dibujo preciso” de qué regantes, mancomunidades e industria se suman, para así Canasa iniciar los trámites para redactar el proyecto constructivo. Mientras tanto el Ministerio insiste en las 21.500 hectáreas iniciales de la época de UPN.