Creado por Iñaki Alforja

El documental ‘Motxila 21’, en festivales de Londres, Uruguay y Canadá

El filme de Alforja opta desde hoy en Londres a tres premios del International Filmmaker Festival of World Cinema

Sábado, 11 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Miembros del grupo "Motxila 21", formado por jóvenes con Síndrome de Down, esperan sentados en la sala el estreno del documental, "Motxila 21 live!", que narra la gira londinense del grupo en 2013.

Miembros del grupo "Motxila 21", formado por jóvenes con Síndrome de Down, esperan sentados en la sala el estreno del documental, "Motxila 21 live!", que narra la gira londinense del grupo en 2013. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Miembros del grupo "Motxila 21", formado por jóvenes con Síndrome de Down, esperan sentados en la sala el estreno del documental, "Motxila 21 live!", que narra la gira londinense del grupo en 2013.

pamplona- El documental Motxila 21, de Iñaki Alforja, ha sido seleccionado para formar parte de la programación de festivales de Londres, Uruguay y Canadá. En concreto, se verá en Londres en el International Filmmaker Festival of World Cinema London, que arranca hoy. En esta cita, el filme navarro está nominado a los premios a la mejor edición documental en lengua extranjera (Natxo Leuza e Iañki Alforja), al mejor director (Iñaki Alforja) y al mejor documental en lengua extranjera.

El próximo mes de marzo, el filme estará presente en el International Bisability Film Festival que se celebra en Calgary, Canadá. Por otro lado, Motxila 21se verá en la otra punta del mundo en pleno verano, en el certamen cinematográfico más antiguo de América Latina, el Festival de Cine de Punta del Este, donde tomará parte en la sección Film Music Fest.

Continúa así su periplo por el mundo el documental navarro, una historia que habla de diversidad, de respeto, de amistad, de creatividad, de rock, de música, pero sobre todo habla de personas. Motxila 21 es una road movie, una película de carretera donde el propio viaje transforma a los protagonistas. Visibiliza a las personas con síndrome de Down desde una óptica positiva, pero sin paternalismo. Les vemos reír, enamorarse, cantar, enfadarse, hacerse bromas, hablar de lo que les preocupa, enfrentarse a problemas. Todo ello en un escenario, Londres, que representa el lugar donde se han escrito algunos de los capítulos más míticos de la historia del rock. - D.N.