Fallece Gurutze Ciga Ariztia, presidenta de la Fundación Ciga

En el año 2007 creó la entidad para conservar y difundir la obra de su padre

Sábado, 11 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Fallece Gurutze Ciga Ariztia, presidenta de la Fundación Ciga.

Fallece Gurutze Ciga Ariztia, presidenta de la Fundación Ciga. (D.N.)

Galería Noticia

Fallece Gurutze Ciga Ariztia, presidenta de la Fundación Ciga.

pamplona- Gurutze Ciga Ariztia falleció ayer en Pamplona a los 92 años. Era la única hija viva que quedaba del matrimonio formado por el ilustre pintor Javier Ciga y Eulalia Ariztia. El funeral en Pamplona se celebrará esta tarde a las 18.45 horas en la iglesia de los Jesuitas y mañana, domingo, se celebrará otro, a las 12.00 en la iglesia de Elizondo.

Gurutze Ciga Ariztia nació en 1924. Fue la tercera hija de Javier Ciga, natural de Pamplona, aunque con una fuerte ligazón con el Valle de Baztan por parte materna, y de Eulalia Ariztia, natural de Elizondo. Antes que ella, la pareja había tenido otras dos hijas, Natitxu, en 1917, y Dolores, en 1920. Después de Gurutze, en 1927 nació el único varón, Miguel, tal y como apunta Pello Fernández Oyaregui, secretario de la Fundación Ciga en la página web de la entidad (www.fundacionciga.com).

Precisamente, la gestación de este organismo fue uno de los empeños de Gurutze y Miguel, que el 9 de marzo 2007 celebraron el acto de constitución de la Fundación Javier Ciga Echandi, siendo nombrada presidenta la primera. El objetivo de la entidad, a la que ambos hermanos legaron la obra que poseían de su padre. Junto a ellos, entraron como patronos Dolores Meoqui Ariztia, José Antonio Arnedo Peral, Alberto Belzunegui Apezteguía y Pello Fernández Oyaregui (secretario). El objetivo estaba claro: gestionar, custodiar y dar a conocer la obra del pintor y crear el definitivo Museo dedicado por entero a Javier Ciga, tarea esta última que Gurutze no ha podido ver realizada, aunque el Museo Etnográfico de Baztan, en Elizondo, dispone de una importante colección de cuadros del artista, cuya obra puede verse también en el Museo de Navarra. El Ayuntamiento de Pamplona declinó el año pasado, en cambio, disponer de una colección permanente de Ciga en el Condestable.

Gurutze Ciga siempre consideró el legado de su padre como patrimonio de todos los navarros y, como tal, lo puso a su servicio en un ejemplo de coherencia y compromiso. - A.O.L.