Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Nicdo despidió a ambos con falta muy grave

El TSJN admite como improcedente el despido de un trabajador agredido por otro en El Planetario

Nicdo despidió a ambos con falta muy grave por pelearse, pero el tribunal le corrige y dice que el demandante fue el único agredido

Sábado, 11 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Vista exterior de la fachada frontal del Planetario de Pamplona.

Vista exterior de la fachada frontal del Planetario de Pamplona. (D.N.)

Galería Noticia

Vista exterior de la fachada frontal del Planetario de Pamplona.

pamplona- La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha reconocido como improcedente el despido de un trabajador de El Planetario de Pamplona, centro cultural gestionado por la empresa pública Navarra de Infraestructuras de Cultura, Deporte y Ocio (NICDO), que fue agredido a puñetazos por otro compañero en su lugar de trabajo. Entre ambos no existía una buena relación previa. El TSJN ratifica la sentencia que ya le dio la razón al empleado, Mariano Inza, que llevaba 17 años trabajando para la empresa y que presentó la demanda a raíz de haber sufrido, al igual que el agresor, un despido disciplinario. Nicdo ha abonado los 45 días por año a su antiguo empleado, al que no ha querido readmitir en el plantel.

El TSJN estima la demanda de Inza, al igual que en la primera sentencia, al considerar que de la prueba practicada “no han resultado acreditados hechos suficientes como para incardinar lo sucedido en el tipo de faltas imputadas en la carta de despido”. Así, el tribunal relata, en contra de los argumentos de la empresa que decía que los hechos se produjeron en una pelea entre ambos empleados, que lo que ocurrió fue una agresión del otro trabajador al demandante. Inza fue despedido el 15 de enero de 2016 por una falta muy grave a raíz del suceso ocurrido el 19 de diciembre de 2015 cuando en El Planetario estaba prevista una proyección infantil a media tarde. El demandante tuvo que llamar al timbre varias veces para que otro compañero le abriera la puerta, pues el agresor no le abría. Entonces se originó una discusión y un testigo observó como el demandante recibía golpes en la cara y terminaba sangrando. Sufrió rotura nasal, contusiones faciales y rotura de fibras en el gemelo, lesiones por las que estuvo 185 días de baja.

El TSJN asegura que “no hay constancia de una pelea mutuamente aceptada por ambas partes o de un altercado en el que ambos compañeros se agredieran mutuamente. Solo resulta acreditada una discusión y que el otro trabajador propinó varios golpes al demandante”. Además, aquel acudió tres días después de los hechos a su centro de salud cuando ya se instruía un expediente disciplinario en su contra que determinó su despido. En dicha visita se acreditaron lesiones tan leves que no precisaron ni atención. “Por ello no hay prueba válida alguna de que el demandante agrediera de alguna forma a su compañero de trabajo, ni de que fuera el provocador de una reacción desmesurada como la que llevó aquel. Solo consta una agresión que provocó el despido procedente de ese empleado, confirmado por esta Sala, pues sí quedó acreditada la agresión que él admitió”.

A raíz de este incidente, existe también un procedimiento penal abierto contra el agresor por un delito de lesiones y también otro proceso en la jurisdicción social en el que Mariano Inza solicitará el cambio de contingencia a la Seguridad Social ya que se encontraba de baja por enfermedad común y no por accidente laboral, como él reclama. - E.C.