El Ayuntamiento rehabilitará 123 viviendas

59 pisos municipales ya han sido entregados a familias necesitadas y se preparan otros 64

El Ayuntamiento rehabilitará 123 viviendas
Los destinatarios son núcleos familiares sin recursos, de 2 a 4 miembros y con menores

Kepa García - Sábado, 11 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Jóvenes acogidos al Sistema de Garantía Juvenil trabajan en unas obras de rehabilitación en San Pedro.

Jóvenes acogidos al Sistema de Garantía Juvenil trabajan en unas obras de rehabilitación en San Pedro. (CEDIDA)

Galería Noticia

Jóvenes acogidos al Sistema de Garantía Juvenil trabajan en unas obras de rehabilitación en San Pedro.

“Lo que hemos logrado es importante, pero siguen haciendo falta más viviendas”

pamplona- El Ayuntamiento tiene previsto rehabilitar este año otras 60 viviendas para personas en situación de emergencia, que se suman a las 63 que fueron rehabilitadas en 2016, de las cuales 59 ya han sido entregadas a las familias que cumplían con los baremos establecidos. La iniciativa se enmarca en la segunda fase del Plan de Vivienda que el equipo de Gobierno puso en marcha para paliar las necesidades habitacionales detectadas por los equipos de base en Pamplona, utilizando para ello los inmuebles de titularidad municipal, para lo que se llevan destinados 650.000 euros en rehabilitaciones.

El fuerte desembolso presupuestario pone de manifiesto el deterioro que presentaba el parque de viviendas del Ayuntamiento y el abandono de no pocos de sus inmuebles, lo que ha obligado a una inversión de calado para que volvieran a estar disponibles para su utilización.

Primero fueron rehabilitadas las viviendas que presentaban menores necesidades de inversión porque su estado de conservación y mantenimiento era mejor, lo que supuso un gasto medio por inmueble de entre 8.000 y 9.000 euros. En la segunda fase que ahora se acomete, se calcula que aumentará hasta los 10.000 y 11.000 euros por vivienda, aunque no se descarta que pueda haber casos donde sea necesario gastar más en la rehabilitación.

Los datos fueron aportados ayer por el concejal delegado de Ciudad Habitable y Vivienda Joxe Abaurrea, que pese a destacar los pasos dados en lo que va de legislatura, consideró que siguen haciendo falta más viviendas sociales para este tipo de situaciones.

En el caso de las 59 que fueron adjudicadas en 2016, el perfil mayoritario de las familias concesionarias es el de una unidad familiar de 2 a 4 miembros, con menores a su cargo, sin ingresos o con ingresos iguales o inferiores al 100% de la Renta de Inclusión Social (RIS) que les corresponda y con más de cuatro años de empadronamiento en Pamplona.

hasta 300 familiasPara este año, el objetivo es llegar a 123 viviendas rehabilitadas para casos de emergencia habitacional, con lo que se vendría a cubrir casi la mitad de la demanda existente, que Abaurrea estableció en 300 núcleos familiares.

Durante el primer semestre está previsto acabar de adecuar las viviendas municipales de la calle Garde, continuar trabajando en San Pedro y poner en marcha una nueva actuación en el edificio de la antigua estación de autobuses. Allí se pondrán a disposición de las familias en emergencia habitacional los pisos que se encuentren en mejor, estado mientras el Ayuntamiento estudia el uso final que se dará al edificio.

El presupuesto municipal comprende para la primera de este año una inversión de 300.000 euros, a la que se prevé sumar otros 350.000 euros en el segundo semestre del año provenientes del fondo de Inversiones Financieramente Sostenibles. No se descarta que la cifra pueda ser mayor, según comentó el edil de EH Bildu, porque la nueva ley de vivienda prevé la posibilidad de que haya ayudas al 50% y se pretende que tenga carácter retroactivo.

264 solicitudesAbaurrea resaltó el compromiso del cuatripartito para hacer frente a la realidad que supone que haya gente con graves necesidades. Recordó que para impulsar el Plan de vivienda de emergencia habitacional, el Ayuntamiento puso en marcha la Oficina de Vivienda que desde abril de 2016 ha recibido 214 solicitudes de personas y unidades familiares en situación de emergencia habitacional.

El 35% de las solicitudes se refieren a unidades familiares de 3 o 4 miembros, el 34% están conformadas por dos miembros, el 18% son solicitudes de una sola persona y el 13% agrupa a más de cuatro miembros. Otros datos reflejan que un 60% de las unidades familiares tiene uno o más menores a su cargo, el 41% de las solicitudes se corresponden con familias monoparentales y el 45% de las personas y familias solicitantes son usuarias de los servicios sociales.

Respecto a las condiciones económicas, el 94% de las personas solicitantes se considera que tiene ingresos precarios de primer nivel, ya que o no cuenta con ingresos o estos son iguales o inferiores al 100% de la RIS. El 6% se encuadran en un segundo nivel, con ingresos hasta el 120% de la RIS, Además, el 56% de quienes han solicitado una vivienda municipal lleva más de cuatro años empadronado en Pamplona.

segunda fase

Las obras, para los autónomos

Gremios. Además de la vertiente social que tiene la rehabilitación de viviendas municipales para familias en situación de emergencia habitacional, el concejal Abaurrea señaló el impacto económico que puede tener, sobre todo para los pequeños gremios y autónomos. En este sentido comentó que en la primera fase del Plan de Vivienda, tal vez por la falta de información, no hubo muchas propuestas desde estos sectores, pero señaló su convencimiento de que el número aumente y que se animen a poder optar a algunos de los trabajos que se van a acometer. - K.G.