UPN plantea un uso cultural para el edificio de Los Caídos , con cabida para la Memoria Histórica

Maya se opone al derribo y defiende su continuidad por criterios urbanísticos e históricos

Sábado, 11 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Galería Noticia

“UPN no va a jugar a crear división ente los pamploneses;debe ser un edificio de consenso”

pamplona- Un edificio de índole cultural que dé cabida a la Memoria Histórica, pero que no se centre solo en esa materia. Así se resume el planteamiento que ayer dio a conocer el grupo municipal de UPN sobre el futuro que plantean para el edificio de Los Caídos, cuyo destino va a ser sometido al debate ciudadano.

El portavoz regionalista Enrique Maya reiteró su oposición a la posibilidad de derribar el monumento a Los Caídos por criterios urbanísticos e históricos. “Que no cuenten con UPN para confrontar, separar ni romper, tampoco para insultar a una parte de la sociedad”, comentó Maya en una conferencia de prensa, aludiendo a unas viñetas alusivas a los regionalistas que se han divulgado recientemente.

El portavoz abogó por un edificio de consenso y unidad para Pamplona”, y darle un uso “público de carácter cultural”, lo que podría ser compatible por ejemplo con el Museo de la ciudad.

Enrique Maya

Portavoz de UPN

“Se está cayendo en un debate falso, sesgado y basado en el oportunismo del que quiere enfrentar por el origen del edificio algo que no ocurre” en otros países de la Europa actual, citando una construcción militar de los nazis en Francia que todavía se mantiene como símbolo de la paz.

Dijo que están abiertos a estudiar alternativas de uso y la viabilidad de las opciones y recordó que fue un gobierno municipal formado por PSN, IU y CDN el que determinó que era “un edificio a mantener con destino cultural”, algo que UPN apoyó, e incluso lo situó como complementario al Centro de Arte Contemporáneo que entonces de barajaba.

Maya salió en defensa del monumento a Los Caídos porque es un edificio “importante”, “catalogado en grado 2”, y un “hito urbanístico” para la ciudad pues marca el límite sur de la avenida de Carlos III, enfrentado al norte con las torres de San Cernin.

Aseguró que tirarlo no daría una mayor perspectiva puesto que hay 15 metros de desnivel entre la cota de la Plaza del Castillo y la de la Libertad, de forma que la propia perspectiva de Carlos III impediría ver el fondo, “muy desordenado” y “nada interesante desde una visión cercana”

UPN esgrime también para mantener Los Caídos que este monumento y los edificios de la Plaza de la Libertad conforman un conjunto con “atractivo de su unidad compositiva y, de hecho, está considerado como un ámbito de diseño unitario (ADU) por el PERI del Ensanche”. - K.G.