Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Maíllo, de apagafuegos a responsable del día a día. Victoria de Cospedal, que mantiene todos sus cargos

Continúa tras ocho años dirigiendo un partido con luces electorales y muchas sombras de corrupción

En sus 20 meses como vicesecretario, el dirigente zamorano se ha ganado la confianza de los cuadros

Domingo, 12 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Galería Noticia

Madrid- María Dolores de Cospedal ha logrado lo que quería y seguirá siendo secretaria general del PP. Tras semanas de especulaciones sobre su futuro, ha confirmado lo que ya todos esperaban en el partido, que sigue contando con la confianza de Mariano Rajoy para ser la ‘número dos’, presidenta del PP de Castilla La Mancha, y ministra de Defensa.

El líder del PP se ha resistido hasta ayer por la tarde para confirmar que mantenía a su segunda en el partido, y eso había alimentado el debate sobre el futuro de Cospedal, así como otras discusiones internas, en este caso en forma de enmiendas, sobre las incompatibilidades o la acumulación de cargos, que le afectaba directamente. Un asunto que ayer alcanzó su momento más crítico, cuando en un tenso debate sobre las incompatibilidades la enmienda de un compromisario de Cuenca, que criticaba de forma explícita el caso de Cospedal, fue rechazada por tan solo veinticinco votos. Un reconocimiento a quien lleva ocho años dirigiendo una organización política que ha tenido sus luces electorales pero también muchas sombras, sobre todo de corrupción, que todavía hoy oscurecen al PP.

Cuando finalmente Rajoy formó su Ejecutivo la nombró ministra de Defensa. Y ya entonces ella dejó claro que quería seguir en Génova. Un deseo que Rajoy ha hecho realidad, mientras coloca tras su secretaria general y ministra de Defensa a Fernando Martínez-Maíllo para el día a día del partido. - Efe

las claves

Madrid- Desde que llegó a la cúpula nacional del PP, hace veinte meses como vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maíllo se ha ido ganando la confianza de los cuadros del partido y ha bregado con más de una crisis interna. Ahora Mariano Rajoy le hace responsable del día a día eligiéndole coordinador. Todo un ascenso tras una carrera política que comenzó en 1999, cuando Maíllo fue elegido concejal de su Zamora natal, y que en su mayor parte ha desarrollado en esa provincia, como presidente de diputación, del PP provincial y como alcalde -que sigue siendo- del pequeño municipio de Casaseca de las Chanas.

Pero la tarea más dura de Maí-llo ha sido la de “apagafuegos”, un término que él mismo no duda en usar. Y es que con él como responsable de Organización, se han sucedido en el PP varias crisis territoriales. También a él se le atribuye el acierto en la campaña de las segundas elecciones generales, las celebradas en junio del año pasado, porque marcó como objetivo las provincias en las que los populares habían perdido escaños por los pelos seis meses atrás, por culpa de votos que habían recaído en Ciudadanos. A esas circunscripciones mandó a hacer campaña a Mariano Rajoy, y el PP recuperó catorce escaños. Tras las elecciones, Rajoy encargó a Maíllo otra misión no menos importante, la de dirigir el equipo negociador con Ciudadanos. Veinte meses de intenso trabajo que Maíllo ve recompensados con el reconocimiento de Rajoy. - Efe