Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
EN UN TALLER NO REGISTRADO

Condenado con 3.000 euros por golpear a un hombre que no pagó la reparación de su taller

EFE - Lunes, 13 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 20:21h

Fachada del Palacio de Justicia.

Fachada del Palacio de Justicia. (Archivo)

Galería Noticia

Fachada del Palacio de Justicia.

PAMPLONA. Un Juzgado de lo Penal de Pamplona ha condenado a dos hombres a pagar sendas multas de 3.000 euros por el delito de realización arbitraria del propio derecho y lesiones leves, ya que golpearon a un hombre y le arrebataron un coche, cuya reparación realizada en un taller por los agresores no pagó.

La sentencia del Juzgado de lo Penal número 1, que no es firme, les condena a demás a indemnizar de forma conjunta con 120 euros por las lesiones causadas a la víctima.

Los hechos se iniciaron en diciembre de 2015 en un taller no registrado ubicado en la localidad de Monreal, a donde la víctima llevó a reparar una furgoneta, un trabajo que meses después aún no había pagado pese a las reclamaciones de uno de los acusados, propietario del establecimiento.

Finalmente en abril de 2016 ambos quedaron a mediodía en la intersección entre las carreteras NA-601 y NA-6064, a donde el cliente llegó con la furgoneta cuya reparación no había pagado y allí se encontró con el propietario del taller y otros dos hombres, uno de los cuales no llegó a salir del coche ni a participar en los hechos posteriores.

Actuando de mutuo acuerdo, el propietario del taller y uno de sus acompañantes se bajaron del coche y se dirigieron a la furgoneta, por cuyo lateral accedieron y, mientras uno agarraba por el cuello a su ocupante, el otro le golpeaba con el puño en la cabeza y en la cara.

En el forcejeo, la persona agredida salió de la furgoneta, momento en el que uno de los agresores aprovechó para introducirse en el interior, arrancó y se la llevó, con la cazadora y las llaves de casa de su propietario en el interior, mientras que el otro agresor y la persona que le acompañaba pero que no participó en los hechos le siguieron en el coche en el que habían venido.

Posteriormente la furgoneta fue recuperada por la Guardia Civil en el interior del taller.

La sentencia señala que la víctima, como consecuencia de los golpes, sufrió lesiones que necesitaron para sanar una primera asistencia y tardaron en curar 4 días.