Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Interior prevé impulsar la regulación de porteros nocturnos aprobada en 2011

Los gobiernos de UPN no convocaron ni una sola prueba de habilitación

La norma prevé diversos requisitos para trabajar y también impedimentos, como contar con antecedentes penales

Jesús Morales | Unai Beroiz - Lunes, 13 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Un portero vigila el acceso a una discoteca de la comarca de Pamplona.

Un portero vigila el acceso a una discoteca de la comarca de Pamplona. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Un portero vigila el acceso a una discoteca de la comarca de Pamplona.

PAMPLONA- Un luctuoso suceso ocurrido en Madrid en 2008 puso sobre la mesa la necesidad de regular el sector de los porteros de locales nocturnos en Navarra a imagen y semejanza de las normativas existentes en otras comunidades autónomas. La labor cristalizó en un decreto foral promulgado en mayo de 2011 que, sin embargo, seis años después sigue siendo papel mojado. El actual Gobierno de Navarra pretende corregir esta situación e impulsar la regulación de este sector en el que trabajan en la Comunidad Foral unas 300 personas a lo largo del año a las que no se les exige ningún tipo de requisito, ni habilitación, unas condiciones que sí figuran en el mencionado decreto foral que además prevé la realización de pruebas de conocimiento y psicológicas que aún no han sido convocadas en ninguna ocasión.

Fue un crimen, el que tuvo lugar en la discoteca el Balcón de Rosales de Madrid allá por 2008, el que llevó al Parlamento de Navarra a encargar al Ejecutivo foral que regulase la actividad del personal de control de acceso a establecimientos, dado que la Comunidad Foral carecía de legislación en esta materia, legislación con lo que sí contaban otras comunidades autónomas. Fruto de esos esfuerzos surgió el Decreto Foral 33/2011, de 2 de mayo, por el que, además de ordenarse las condiciones de acceso y asistencia a actividades de ocio, también se instauraron los criterios de habilitación y las funciones de los trabajadores.

requisitos sin aplicarEntre los requisitos para desempeñar las funciones de personal de control de acceso a establecimiento, el actual decreto en vigor establece la obligación de ser mayor de edad, tener la nacionalidad española o la de alguno de los países que integran la Unión Europea o estar en posesión del permiso de residencia y trabajo correspondientes, y carecer de antecedentes penales.

Además, impone la obligatoriedad de superar en la Escuela de Seguridad de la Comunidad Foral de Navarra o en una entidad por ella acreditada las pruebas especificas que se convoquen, consistentes en la realización de un test psicológico y un test de conocimiento sobre las materias relacionadas con las funciones propias de su actividad de acuerdo con el programa que figuraba como anexo en el Decreto Foral.

Entre los temas sobre los que se podría preguntar a los aspirantes a la habilitación figuran la Constitución Española de 1978, el derecho de admisión, los horarios de establecimientos públicos, la normativa sobre menores de edad, la normativa sobre limitación a la oferta de bebidas alcohólicas y tabaco, así como nociones básicas sobre medidas de seguridad en los establecimientos de pública concurrencia, conceptos básicos de primeros auxilios para atender situaciones de asistencia sanitaria inmediata, criterios de actuación en situaciones de peligro para las personas y nociones básicas sobre la tenencia de armas en locales públicos, entre otros.

Sin embargo, ninguno de estos requisitos son actualmente de obligado cumplimiento, ya que en el mismo texto se establece un periodo transitorio de dos años que empezará a computarse a partir de la fecha en que se publique la primera convocatoria de pruebas de habilitación, algo que no ha ocurrido aún a pesar de haber transcurridos ya casi seis años, de modo que la moratoria todavía no se ha activado de forma efectiva.

situación anómalaConscientes de esta situación anómala, los responsables de la Dirección General de Interior y del Servicio de Desarrollo de Políticas de Seguridad del actual Gobierno de Navarra pretenden abordar el cumplimiento de esta normativa durante los próximos meses con el objetivo de impulsar la aplicación del Decreto Foral 33/2011, hecho que implicará de forma preceptiva la convocatoria de la primera prueba de habilitación de personal del control de acceso a establecimientos en Navarra.

Las funciones que el Decreto Foral reconoce a estos trabajadores son, entre otras, las de vigilar el cumplimiento de los requisitos de acceso al local, controlar en todo momento que no se exceda el aforo autorizado, velar por el correcto funcionamiento de los vestíbulos acústicos de doble puerta, vigilar que las bebidas expedidas en el interior del local no se saquen al exterior, impedir el acceso del público a partir del horario de cierre del local, facilitar las hojas de reclamaciones a quienes las soliciten e informar inmediatamente al personal de vigilancia, si lo tuviera, y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y, en su caso, requerir su intervención en relación con las alteraciones del orden público que se pudieran producir.