Los crímenes de ‘El Matador’

LIGA DE CAMPEONES | El uruguayo Edison Cavani se ha erigido este fin de semana en máximo goleador de Europa con 33 tantos en 31 partidos

Eduardo Oyarzabal - Martes, 14 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

pamplona- Le llaman El Matador, porque, se entiende en el fútbol donde abunda la exageración y lo metafórico, la muerte se adviene cuando es traspasada la línea de gol. Edison Cavani, a sus 29 años, mata en cantidad. Las víctimas no paran de sucederse. Ahora, más que nunca. Es asesino en serie, excelso criminal, el mayor de las consideradas cinco grandes ligas de Europa. De sus botas nace la muerte. Es sicario del gol.

Teniendo en cuenta las ligas de España, Inglaterra, Italia, Alemania y Francia, las cinco grandes, Cavani es a estas alturas de la temporada 2016-17 el máximo goleador de todas ellas. Gracias al doblete conseguido el fin de semana frente al Girondins de Burdeos, el uruguayo cuenta 25 goles en la Ligue 1 francesa, más que cualquier otro jugador en su respectiva competición regular. En términos generales, el delantero del Paris Saint-Germain suma 33 goles (25 en Liga, 6 en Champions y 2 en la Copa de la Liga) en 31 partidos. Su promedio sale a más de un gol por partido disputado. El único que se asoma a estas cifras es Leo Messi, con 32 goles en otras tantas comparecencias.

Cavani ha bordado así su mejor marca personal en el PSG, y lo que queda por llegar teniendo en cuenta lo que resta de temporada... No en vano, su curso más fructífero en la capital mundial del amor venía siendo el 2014-15, en el que anotó en 31 ocasiones en 53 compromisos. En su currículo, solamente hay una campaña con más goles en su carrera deportiva, la 2012-13, cuando militaba en el Nápoles. Entonces logró firmar un total de 38 goles y lo hizo en 43 encuentros. Esa espléndida temporada le valió para ser Pichichi en Italia (29 goles), siendo la única vez que ha liderado un ranking de máximos realizadores, y enamorar al PSG, donde recaló la siguiente campaña por casi 65 millones de euros. Desde entonces, el atacante charrúa ha necesitado cuatro años para alzarse como el segundo máximo goleador de la historia del PSG. Con un total de 114 goles en 179 partidos vestido de parisino, solamente Zlatan Ibrahimovic le supera, con 156 dianas en 180 encuentros. Al arrancar la presente temporada, el uruguayo figuraba octavo en este orden.

Precisamente tras la marcha del jugador sueco al Manchester United es cuando ha aflorado el mejor Cavani, el asesino en serie que lleva dentro. Mientras Ibrahimovic permanecía en París, el uruguayo era un subordinado. Jugaba, gozaba de minutos, pero lo hacía desplazado, caído a banda, relegado además a tareas defensivas que liberasen del esfuerzo a Ibracadabra. Ahora que la posición de 9 ha quedado vacante, la ha cogido con ganas. Primero ha desplumado a la competencia, a los Jesé o Ben Arfa, reclutados el pasado verano para reemplazar el agujero dejado por el gran Ibrahimovic, el referente de ataque del PSG de los últimos tiempos, todo un tótem -“Llegué como un rey y me voy como una leyenda”, diría Ibra el anunciar su marcha de la entidad francesa-;luego han llegado sus impresionantes cifras, más necesarias que otrora para un hegemónico PSG al que le ha brotado la competencia en forma de Mónaco o Niza en la lucha por el título de la liga gala. El rey de París, hoy por hoy, es Cavani, que también va camino de ser leyenda parisina. Jugó a la sombra;hoy es el sol.

En el marco de estas recientes gestas, al compás, ha viajado el interés creciente de clubes como el Atlético de Madrid, interesados en hacerse con los servicios del ariete, a quien cada día será más complicado de sacar del PSG, entre otras cosas, porque deportivamente atraviesa su mejor momento y porque la entidad tiene poderío económico. Aunque todo queda sujeto al interés del club por seguir creciendo, por codearse con los grandes de Europa, y eso pasa por una buena actuación este martes, donde habrá un polvorín.

psg-Barça: la cumbre del golCuriosamente, hoy habrá en París una cumbre del gol. Cuando se enfrenten PSG y Barcelona en la ida de los octavos de final de la Champions League, coincidirán sobre el césped los tres máximos artilleros de Europa: Cavani, Messi y Suárez, con la peculiaridad de que dos de ellos poseen la misma procedencia, Uruguay, con apenas 3,4 millones de habitantes, pero concretamente son del departamento uruguayo de Salto, donde hay poco más de 120.000. ¿Casualidad, genética o modo de proceder en el trabajo?

Precisamente con Suárez es con quien compite Cavani por ser el mayor goleador del Viejo Continente, pero también por ser el mayor goleador de Uruguay de todos los tiempos. El Pistolero del Barcelona, que copa el ranking, ha marcado 47 tantos en 90 lizas, mientras que El Matador, segundo, ha pintado 37 muescas en 89 compromisos. Se sospecha que en los próximos tiempos seguirán apareciendo víctimas. Si tiene una portería, tenga cuidado. El criminal Cavani anda suelto.