Un veterano con ilusión de juvenil

SEGUNDA B A PUNTO DE CUMPLIR LOS 35, IÑAKI CASADO | (Mutilvera) regresa al equipo tras superar una grave lesión de ligamento cruzado en la rodilla

M.J. Armendáriz Javier Bergasa - Martes, 14 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Iñaki Casado, antes del entrenamiento de ayer con la Mutilvera.

Iñaki Casado, antes del entrenamiento de ayer con la Mutilvera.

Galería Noticia

Iñaki Casado, antes del entrenamiento de ayer con la Mutilvera.

pamplona- Se rompió el ligamento cruzado de la rodilla el 24 de marzo. Casi once meses después, Iñaki Casado está de nuevo en el campo. El sábado volvió a debutar en la Mutilvera, a un mes de cumplir los 35. La ilusión ha hecho que este veterano jugador supere el calvario de una larga rehabilitación cuando lo más fácil hubiera sido la retirada.

Ya había entrado en dos convocatorias, pero por fin el sábado saltó al campo en el minuto 80. “Se junta un poco de nervios, de incertidumbre. Despejé dos o tres balones, pero se me pasó muy rápido. Un visto y no visto. Pero terminé muy contento, porque ha sido una lesión de larga duración y a veces se hace cuesta arriba. Las sensaciones fueron buenas y ayudé al equipo a mantener el resultado (3-1)”.

Dice que tiene la lesión olvidada. Le operaron el 16 de mayo. Ha realizado la recuperación en Axis con Jose Vilariño. “Estoy bien de cabeza, sé que estoy recuperado. Empecé una rehabilitación exhaustiva y he ido cumpliendo los plazos. No quería correr, porque era contraproducente. Llevo entrenando desde diciembre, cuando me dieron el alta médica, pero como cuesta coger el ritmo y el equipo está bien, no es fácil entrar en convocatoria y mucho menos jugar”.

No quiso que una lesión le retirara. Prefería elegir su momento. “Voy cumpliendo años, pero no quería irme del fútbol con mal sabor de boca. No he jugado un partido entero, pero estoy entrenando bien y tengo buenas sensaciones. He vuelto con plenas garantías”.

Admite que ha sido un proceso duro. “El primer día se te viene la Tierra encima. Un shock. Se me ha hecho duro, sobre todo de cabeza. Los tres primeros meses estás con muletas. Después te toca hacer mucho trabajo tú solo y esa soledad es dura. Hay que ser muy fuerte de cabeza. Eres tú contra esa lesión. Con el apoyo del club, de la familia, de mi mujer, lo llevas mejor, porque te animan, pero cuesta volver a sentirte futbolista. Aun así, merece la pena hacer el esfuerzo. Quise volver porque he jugado a fútbol desde pequeño, he tenido la suerte de dedicarme unos años a esto y, aunque vaya cumpliendo años, no concibo estar sin jugar, que es lo que me gusta. Quería volver para saber cómo estaba. Si no me viera bien, sería el primero en decir hasta aquí hemos llegado. Mi próximo objetivo personal es jugar un partido completo, ayudar a salvar al equipo y después ya pensaré qué pasa. Pero en estos 14 partidos que quedan quiero ser uno más”.

“No quería irme del fútbol con mal sabor de boca. Ha merecido la pena el esfuerzo”

iñaki casado

Jugador de la Mutilvera

En todos sus equipos ha jugado en Segunda B. “Para nosotros fue un premio subir y el equipo asumió bien su rol. Hemos ido con humildad. Nadie apostaba por nosotros, pero trabajando unidos estamos compitiendo. La categoría es muy bonita. El que acepta estar aquí sabe el compromiso que supone. A nadie nos obligan a estar aquí, así que hay que disfrutarlo: adquirir la experiencia, ir a capitales de provincia, acercarte un poco al profesionalismo. Yo voy cambiando mi rol porque soy el más veterano y trato de ayudar a los jóvenes. Mi mujer me dice hasta cuándo, pero esto es lo que me gusta”.

el protagonista

Fecha y lugar de nacimiento. 27-3-1982, Pamplona. 34 años.

Familia. Casado y padre de dos hijos, de 7 y 3 años.

Trabajo. Volkswagen.

Trayectoria. Promesas (hasta 06), Hospitalet (06-08), Lleida (08-09), Izarra (09-13) y Mutilvera (13-?).