La fiesta del fútbol sala navarro

Por Javi Eseverri - Martes, 14 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Galería Noticia

ya hemos jugado unos cuantos derbis, pero eso no quita para que cada año siga siendo un partido especial, una fecha marcada en el calendario.

Un derbi es un partido especial, de mucha tensión y mucho estrés, un partido diferente al resto. En esta ocasión los dos equipos llegamos en buen momento y es un momento para disfrutar de la fiesta del fútbol sala navarro.

Hasta ahora en casa se nos han dado bien este tipo de partidos, pero los dos equipos iremos a por los tres puntos y seguro que será un choque complicado, donde habrá mucha igualdad.

Para el jugador este tipo de partidos supone una motivación especial, un aliciente más en una temporada en la que, por suerte, nos está tocando vivir cosas bonitas en lo deportivo, como la clasificación para la final de Copa del Rey, que es algo nuevo, y la presencia otra vez en la Copa de España, una competición muy bonita. Esperemos recuperar a los compañeros lesionados para afrontar esa recta final de la temporada, porque los echamos de menos.

Nos hubiera gustado jugarlo en fin de semana, pero seguro que, pese a ser un martes, ambiente no va a faltar y Anaitasuna volverá a ser una fiesta.

El autor es jugador del Magna Gurpea