Bruselas eleva dos décimas la previsión de déficit en 2017 hasta el 3,5% y apunta a más recortes

Duda del impacto de la subida fiscal, que tendrá que corregir los 4.400 millones de desfase respecto al objetivo del 3,1%

Martes, 14 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

bruselas- La Comisión Europea empeoró ayer su previsión de déficit de las administraciones públicas españolas, al estimar que cerrará este año en 3,5% del PIB, cuatro décimas por encima del objetivo y dos por encima de sus últimos cálculos, mientras que el del pasado año fue del 4,7%, una décima superior al objetivo.

El Ejecutivo comunitario presentó sus “previsiones de invierno”, en las que reitera que el crecimiento económico de España “superó las expectativas” en los últimos trimestres, gracias principalmente a la demanda doméstica, pero advierte de que existen “riesgos de desaceleración”.

Así, Bruselas apunta que la economía española continuó expandiéndose más rápido que la media de la zona euro en su tercer año de crecimiento, hasta alcanzar un incremento del 3,2% del PIB, a pesar del menor ritmo del cuatro trimestre. La Comisión Europea espera que la tasa de crecimiento este año disminuya hasta el 2,3%, dos décimas por debajo de la previsión del Gobierno (2,5%) y hasta el 2,1% en 2018.

De esta forma, el Ejecutivo comunitario calcula que el déficit de 2016 será del 4,7%, una décima superior al objetivo establecido por la UE, mientras que el de este año se situará en el 3,5%, cuatro décimas por encima de la meta pactada, y el de 2018 será del 2,9%. Los riesgos, según Bruselas, están relacionados con la “incertidumbre” sobre el impacto final que tendrán las medidas fiscales adoptadas.

El porcentaje de déficit público de 2017 es dos décimas superior a la última previsión del Ejecutivo comunitario, presentada hace menos de un mes, el pasado 17 de enero, cuando validó el plan presupuestario actualizado remitido por el Gobierno. En ese momento, Bruselas ya señaló que España debía estar preparada para adoptar medidas adicionales si fuera necesario. El desfase entre el objetivo y la nueva cifra equivale a un ajuste de aproximadamente 4.400 millones de euros. - Efe