Las cooperativas prestan el 40% del nuevo crédito para hipotecas en Navarra

Durante el segundo semestre, Rural y Laboral llegan a superar el 50% de cuota
Duplican su presencia en una década

Juan Ángel Monreal | Unai Beroiz - Martes, 14 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Sede Laboral Kutxa.

Sede Laboral Kutxa. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Sede Laboral Kutxa.Sedes central de Caja Rural.

pamplona- Las cooperativas de crédito consolidaron en 2016 su posición en el mercado hipotecario de la Comunidad Foral, que comienza a latir con lentitud después de años casi paralizado. Caja Rural y Laboral Kutxa prestaron 40,2 de cada 100 euros destinados a este fin en Navarra durante el año pasado, en el que se formalizaron 4.631 operaciones de compraventa de vivienda.

Con esos números, estas dos entidades asientan una posición muy distinta a la que mantenían hace una década, cuando apenas suponían el 20-25% de un mercado entonces desbocado, en el que se llegaron a realizar 10.119 operaciones en el ejercicio de 2006. Desde entonces, las dos entidades, que se han mantenido en solitario y han hecho valer su mejor posición de solvencia que la media, han ido conquistando poco a poco espacios en un mercado pequeño como el navarro, donde el principal actor desapareció en 2012 al ser engullido por CaixaBank.

El hueco dejado por Caja Navarra ha sido ocupado principalmente por la entidad catalana. Pero otros bancos y cooperativas de crédito han sido capaces también de crecer de modo sostenido. El caso más llamativo es el de Caja Rural, que estaría formalizando en algunos momentos del año más del 30% de las nuevas hipotecas que se firman. Según los datos provisionales de la Estadística Registral Inmobiliaria, conocidos ayer, Caja Rural y Caja Laboral prestaron el 51% de las huevas hipotecas durante la segunda mitad del año, la cuota de mercado más elevada de su historia. Y muy superior, en cualquier caso, a la de la primera mitad del año, cuando rondaron el 31% de las operaciones.

Según los mismos datos, las entidades de crédito habrían concedido en Navarra algo más de 465 millones de euros en préstamos hipotecarios, de los que unos 186 procedieron de dos entidades de fuerte arraigo local. Caja Rural es de hecho, la única entidad financiera que mantiene su domicilio social en Navarra. Dirigida por Ignacio Arrieta prácticamente desde su formación en los años 80, ha sido capaz de dar beneficio en casi todos los años de esta crisis. Su crecimiento en crédito ha ido acompañado también de un aumento en los recursos administrados a clientes, de tal manera que Caja Rural controla en estos momentos alrededor del 25% del negocio bancario en Navarra, todavía muy lejos de CaixaBank, que queda por debajo del 40%.

cambios en la distribuciónEl avance de las cooperativas, que en ningún otro lugar suman tanto peso como en Navarra, es una de las aristas de la transformación del sistema financiero español, que en cada territorio dibuja sus propios matices. Así, los tres grandes bancos (CaixaBank, Santander y BBVA) suman hoy una cuota de mercado muy superior a la de hace apenas una década, cuando el sector de cajas no se había desplomado. Y la banca mediana asiste también a su propia reordenación. Banco Popular, entidad histórica que absorbió en su momento en Navarra el negocio del Vasconia, pierde fuelle año tras año, y genera cada vez más dudas acerca de su continuidad en solitario.

Mucha mayor vitalidad se aprecia sin embargo en Sabadell, que durante 2016 aseguró haber incorporado a unos 3.000 nuevos clientes, a los que tiene prestados del orden de 771 millones de euros y a los que administra 1.028 millones de euros. “Es un 12% más que el año pasado”, explicaban desde la entidad financiera en la presentación de los resultados del año pasado.

No solo ha cambiado el reparto del negocio entre las entidades. Las condiciones en las que se presta el dinero y la cantidad media también han variado de manera sustancial. La hipoteca media, a falta del cierre definitivo de los datos, rondó los 100.000 euros, casi un 30% menos de lo que se prestaba en el pico de la burbuja. También se ha reducido la duración de los préstamos y ha cambiado la política de tipos de interés. En el último trimestre del año, los préstamos se concedieron en Navarra a un tipo medio del 2,2%, lo que supone un amplio diferencial respecto al Euribor actual (-0,1%) . Y aunque cada vez tienen más peso (27% a fin de año), los intereses fijos siguen siendo minoritarios en Navarra.

la cifra

+5%

crecimiento

En relación al año pasado, las entidades cooperativas han ganado unos cinco puntos de cuota en el nuevo crédito y regresan al nivel de 2014.

102.529

hipoteca media. En el cuarto trimestre la hipotecia media volvió a superar los 100.000 euros, tal y como sucedió en el tercer trimestre, pero no asi en la primera mitad del año. Es un 30% menos que antes de la crisis y el quinto más elevado de España. Madrid, con más de 175.000 euros, tiene la hipoteca más cara.


470

cuota media

La cuota hipotecaria media se situó en 470 euros al mes en las nuevas hipotecas. Supone el 24% del salario medio. Está por debajo de la media española: 27%.

22

años de hipoteca. Con 276 meses de hipoteca, el plazo al que se prestó en Navarra en el cuarto trimestre fue levemente inferior a la media española (278) y a la vasca (280). En Madrid se llega a 316 meses.