Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Rajoy, a la búsqueda del difícil equilibrio entre Cospedal y Sáenz de Santamaría con una fórmula aznarista

El presidente irrita a los partidos del Govern al decir que la independencia sería “una amputación sin salvación”

Martes, 14 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

pamplona- El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, rechazó que haya mantenido a María Dolores de Cospedal como secretaria general del PP buscando hacer un “equilibrio” con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, dos personas que, según dijo, “continúan ahí” porque “lo han hecho muy bien”. “¿Por qué tengo que cambiarlas?”, se preguntó.

En una entrevista en TVE, Rajoy explicó que Cospedal es ministra de Defensa y cuando se forma parte del Gobierno la “prioridad fundamental” es “atender los intereses de todos los españoles”, igual que él tiene que dedicarse a “actuar como presidente del Gobierno”. Por lo tanto, subrayó que ella pierde las mismas atribuciones que pierde él en el partido.

En este sentido, justificó el nombramiento de un coordinador general en el partido, Fernando Martínez-Maillo, para ocuparse del “día a día”, dejando para el presidente del PP y la secretaria general aquellos temas que requieran su “atención” o “presencia”. “Ninguno de los dos (ni Cospedal ni él) vamos a estar allí al frente”, indicó.

Dicho esto, recordó que esa figura ya la utilizó el PP en el pasado cuando José María Aznar designó a Francisco Álvarez Cascos vicepresidente del Gobierno pero le mantuvo como número dos del PP. “Entonces Aznar decidió, en mi opinión con buen criterio, nombrar a un coordinador general, que en un determinado momento fue Ángel Acebes y en otro Javier Arenas”, señaló.

Rajoy también abordó la cuestión catalana y alertó al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de los riesgos de seguir estando “condicionado, chantajeado y amenazado” por un “grupo de extremistas” como cree que es la CUP. Para él, la independencia de Catalunya sería una “amputación terrible, dolorosa y sin salvación”, palabras criticadas por su “beligerancia” por el PDeCAT. - D.N.