Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Averías eléctricas en el Valle de Roncal

Martes, 14 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

pamplona- El fuerte viento provocó en la noche del domingo al lunes dos averías consecutivas en el Valle de Roncal, que no recuperó la normalidad en el suministro eléctrico hasta primera hora de la tarde de ayer. La primera tuvo lugar a las 18.00 horas del domingo y se prolongó hasta las tres de la madrugada de ayer, como consecuencia de un árbol caído en el tendido, y dejó sin luz a los pueblos de Roncal, Uztarroz Urzainqui y Vidángoz, mientras que Isaba, que también sufrió el corte se nutrió de su propia central eléctrica.

Localizada y subsanada esta primera, ocurrió la segunda esta vez entre Roncal y Burgui, a las 7.00 horas de ayer, avería que fue localizada cerca de las 14.00 horas. “A pesar de que los operarios de Endesa se desplazaron de Jaca con toda la celeridad, no fue posible localizarla antes. A veces cuesta más localizar las averías que arreglarlas, y también fue coincidencia que fueran consecutivas”, apuntaba el alcalde, Jesús Mari Barace, al tiempo que añadía que en Isaba y el valle en general, están acostumbrados a los cortes y se lo temían. “No deja de ser un contratiempo, que a unos afecta más que a otros. El domingo en Urzainqui tuvieron que cerrar la gasolinera, los niños y niñas de la campaña escolar llegaron y no había luz... y no todo el mundo puede tener otras opciones, como generadores, que los hay en el centro de salud, en el hotel o en la piscina. Cada cual se busca la vida según sus necesidades porque ya sabemos que no se pueden prever los elementos naturales”, expresó.

En el Valle de Salazar tampoco se libraron esta vez de los cortes de luz, aquí intermitentes, en Jaurrieta y Ochagavía desde el domingo hasta ayer por la mañana, cuando empezó a aflojar el aire , y el viento dio paso a la lluvia. En Jaurrieta además, se vino un tejado, sin que hubiera que lamentar otros daños. - M.Zozaya