Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Vientos de hasta 100 km/h causan múltiples incidencias

Sakana fue la zona más afectada, junto con la comarca de Pamplona

La caída de árboles, señales y otros elementos repercutió en la autovía A-1

Martes, 14 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Estructura metálica que se desprendió de una antigua fábrica de Ziordia.

Estructura metálica que se desprendió de una antigua fábrica de Ziordia. (NEREA MAZKIARAN)

Galería Noticia

Estructura metálica que se desprendió de una antigua fábrica de Ziordia.Un agente de la Policía Foral retira un árbol de la A-1.Vehículo dañado por la caída de una rama en la Taconera.

ALTSASU/PAMPLONA- Las fuertes rachas de viento registradas en Navarra, donde la noche del domingo al lunes se llegaron a medir rachas de más de 100 kilómetros por hora (estación meteorológica de Urbasa) ocasionaron numerosos problemas en Sakana, donde el Parque de Bomberos de Altsasu se vio obligado a realizar 17 salidas el domingo y 12 ayer, principalmente para retirar chapas que cayeron a la carretera y acordonar zonas en diferentes localidades como Uharte Arakil, Bakaiku, Altsasu u Olazti para evitar peligro por caída de tejas, uralitas y canalones. Así fue en Ziordia, donde parte de la estructura de una antigua fábrica de tierra vegetal abandonada desde hace unos años salió volando y llegó incluso a la autovía A-1.

Asimismo, un roble cayó al río Burunda en Venta Abajo, en Altsasu, tirando parte del tendido eléctrico, lo que provocó corte del suministro eléctrico en la zona durante la mañana, de 8.00 a 12.40 horas. Asimismo, otro roble cayó sobre una caseta y el tendido eléctrico de Sorozarreta. Además, los bomberos tuvieron que retirar chapas de un panel de publicidad situado junto a la carretera que une Altsasu y Urdiain. La fuerza del viento fue tal que incluso tiró un ventanal en la clínica Josefina Arregui de Altsasu.

Además, fue necesario cerrar al tráfico pesado, por las fuertes rachas de viento, la Autovía del Norte (A-1) a la altura de Ziordia, donde las patrullas de la Policía Foral desviaron camiones por Etxegarate y la Autovía de Leitzaran (A-15). Durante la noche del domingo, agentes de las comisarías de Alsasua y Pamplona intervinieron en una veintena de incidencias relacionadas con el fuerte viento, que derribó árboles, piedras, señales de tráfico, tejas y otros elementos, muchos de los cuales terminaron en la calzada.

Pero no solo en Sakana el viento causó incidentes, sino que el área de la Comarca de Pamplona registró numerosas intervenciones de los efectivos del Servicio de Bomberos para retirar tejas movidas, letreros y chapas arrancadas, así como árboles y ramas caídas. En total hubo 35 salidas en Pamplona y localidades del área metropolitana, especialmente en la zona de Noáin, Cordovilla y Galar. Una de las incidencias más llamativas fue la que se produjo en Olaz, donde un árbol cayó sobre una vivienda unifamiliar.

Además, los agentes de la Policía Municipal de Pamplona realizaron otras 57 intervenciones por árboles, ramas y tejas caídos, y cristales rotos durante la noche del domingo. El viento también motivó intervenciones de los parques de Navascués, Oronoz y Tafalla. - N.Mazkiaran/J.M.