desestimados los proyectos por incumplimiento

Denegadas las tres licencias de hostelería que paró la moratoria

Urbanismo ha desestimado los proyectos, al incumplir las distancias mínimas que el Pepri plantea para nuevas aperturas

Marivi Salvo Iñaki Porto - Martes, 14 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

En el local comercial de la curva de Mercaderes se proponía cafetería-restaurante.

En el local comercial de la curva de Mercaderes se proponía cafetería-restaurante. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

En el local comercial de la curva de Mercaderes se proponía cafetería-restaurante.

Pamplona- Los tres proyectos paralizados en agosto de 2015 por la moratoria de hostelería que el nuevo Equipo de Gobierno puso en marcha para paliar el problema del ocio nocturno, no podrán llevarse a cabo finalmente. Una vez levantada en enero dicha moratoria, el área de Ciudad Habitable y Vivienda ha desestimado las solicitudes presentadas para actividades hosteleras en los locales de Estafeta 1 (en plena curva de Mercaderes);Estafeta, 31 (antiguo local de Colecciones Iruña) y Zapatería 39-41 (antiguo Euskal Piel). En el caso de las dos primeras, los técnicos de Urbanismo, argumentan que las actividades hosteleras incumplen las distancias mínimas respecto a otras existentes, un requisito que fija el artículo 89.2.3 del Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Viejo (Pepri) para nuevas aperturas. En el caso del negocio que se proponía para la antigua bajera de Euskal Piel, además, los técnicos advierten que la superficie de restaurante planteada (872,06 metros cuadrados) “supera los 450 m2 establecida como máxima para este tipo de actividades en el citado artículo”.

El pasado 14 de enero concluía la moratoria que el Ayuntamiento dictó para los locales de hostelería, y los técnicos del área de Ciudad Habitable procedieron a continuar con la tramitación de los expedientes que quedaron paralizados.

En concreto, para el local comercial de la calle Estafeta, 1 (edificio ahora reformado y destinado a viviendas), el 29 de julio de 2015 se presentó una solicitud de licencia de obras y actividad clasificada para convertir la bajera, de 260 m2 y propiedad de la sociedad Amotxaga SL, en cafetería-restarante. En su respuesta, el Consistorio señala que “a menos de 50 metros se encuentran una cafetería restaurante y una cafetería amparadas en las pertinentes licencias”, por lo que incumplen el citado Pepri.

Tampoco podrá tener un fin hostelero el antiguo local de Colecciones Iruña, en la calle Estafeta, 31, de planta baja y semisótano. La solicitud para actividad clasificada y obras para cafetería había sido presentada el 5 de mayo de 2015 por la sociedad Devesa Entertaiment. Se deniega, “toda vez que a menos de 50 metros se encuentran un restaurante y dos cafeterías amparadas en las pertinentes licencias”. La tercera solicitud que ha sido denegada había sido presentada el 3 de julio de 2015 por el propietario del local de la calle Zapatería 37,39, 41, antigua Euskal Piel, Carlos Echeverría Mazo, quien planteaba crear una cafetería-restaurante en el antiguo comercio. En este caso, además, incumple el Pepri, al plantearse un restaurante de 872 m2, cuando la nueva normativa ahora en vigor fija una superficie máxima de 450 m2.

En la actualidad, hay que señalar que hay otros proyectos hosteleros que siguen adelante, como la reforma del Okapi y el Cordovilla. La del antiguo Bar Río, además, porque la licencia fue otorgada antes de la moratoria.

calceteros, 7

Es tienda de golosinas. La cuarta licencia que quedó paralizada por la moratoria era la referente al local de Calceteros, 7. En este caso, Integración de Servicios Plásticos, la propiedad, quería montar una cafetería, aunque el Ayuntamiento entiende que desistió al montar una tienda de golosinas. En todo caso, tampoco cumpliría distancias para montar licencia hostelera.