El mantenimiento, única medida para las goteras de ‘la Caldera’ en 2017

El edil de Deportes dice que el borrador del proyecto de reforma acordado con la Liga contempla arreglar la cubierta en 2018

Nieves Arigita | J.A. Martínez - Martes, 14 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Los infantiles del Aspil-Vidal, entrenando ayer entre cubos.

Los infantiles del Aspil-Vidal, entrenando ayer entre cubos. (J.A. MARTÍNEZ)

Galería Noticia

Los infantiles del Aspil-Vidal, entrenando ayer entre cubos.Un directivo y un auxiliar del Aspil limpian con toallas el suelo en el partido del sábado.

tudela- La vergonzante imagen de directivos y auxiliares del Aspil-Vidal secando el suelo del pabellón Ciudad de Tudela con toallas en los tiempos muertos del partido de Primera disputado el sábado tratará de solventarse con labores de “mantenimiento”. De momento, esta es la única respuesta práctica que puede ofrecer el Ayuntamiento de la capital ribera al problema de las goteras que, por las lluvias de los tres últimos días, han hecho más visible los problemas de cubierta que sufre la instalación deportiva municipal en la que, además del Aspil-Vidal de fútbol sala, entrenan categorías inferiores de la misma disciplina y de otras, caso de los equipos de balonmano.

Las goteras, que ayer entorpecieron gravemente el entrenamiento de los naranjas antes del derbi con el Magna Gurpea que se disputa hoy, afectaron también a las sesiones preparatorias de los infantiles que, a media tarde, ofrecían una estampa lamentable, corriendo entre grandes cubos de plástico llenos de agua y evitando los charcos formados en la pista.

Las acumulaciones de agua por las goteras afectaron también a la contracancha, es decir, la parte del frontón. Se libró del chaparrón la zona de gimnasio donde se llevan a cabo otras actividades deportivas municipales (zumba, pilates, etc). En el parqué del pabellón, sin embargo, se recogió agua durante toda la jornada.

A las cinco de la tarde, cuando todavía llovía con fuerza, los charcos bajo el marcador, detrás de los paneles publicitarios a pie de campo, alcanzaban los tres o cuatro metros de diámetro.

sin partidaLa dilatada falta de mantenimiento a la que se ha visto sometido el polideportivo Ciudad de Tudela hasta desembocar en su actual situación de degradación y la ausencia de una partida económica por motivos de apretura presupuestaria evidentes en esta legislatura, solo le dejan al Ayuntamiento la opción de tirar de “mantenimiento” para solventar las goteras producidas por la lluvia. El concejal de Deportes, Iñaki Magallón, no supo ayer concretar en qué consistirán estas labores ni cuándo se llevarán a cabo, pero apostó por que serán efectivas al menos de forma puntual y apeló a que es la única vía de acción con la que cuenta este año el Ayuntamiento.

Sobre la necesidad de acometer una obra más profunda en la cubierta de la instalación para paliar este problema y otros detectados en el estudio técnico elaborado por el Ayuntamiento, Magallón adelantó que en el borrador del proyecto que se firmó a finales del año pasado con la Liga Nacional de Fútbol Sala para garantizar la continuidad del Aspil Vidal en Primera División, “se recoge que se actuará en la cubierta en 2018”, aseguró, sin cifrar tampoco el coste aproximado de estos trabajos, en qué consistirán ni en qué tramo del ejercicio del año que viene se acometerán.