El grupo Peugeot-Citroën negocia la compra de Opel a General Motors

El acuerdo convertiría a la compañía francesa en el segundo conglomerado automovilístico europeo

Miércoles, 15 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Vista de un edificio de Opel en Russelsheim (Alemania).

Vista de un edificio de Opel en Russelsheim (Alemania). (Foto: Efe)

Galería Noticia

Vista de un edificio de Opel en Russelsheim (Alemania).

madrid- El grupo PSA(Peugeot-Citroën) mantiene negociaciones con General Motors (GM) acerca de la posible compra de Opel con el objeto de mejorar su rentabilidad y eficiencia operativa, anunciaron ambos grupos automovilísticos en sendos comunicados.

PSA explica que desde 2012 ha venido trabajando con General Motors en una alianza industrial que, hasta la fecha, abarca tres proyectos en Europa y genera “sustanciales sinergias” para los dos grupos.

PSA, que junto a General Motors advierte de que no existen garantías de que pueda cerrarse finalmente el acuerdo, es el fabricante de marcas como Peugeot, Citröen o DS. El Grupo francés tiene dos fábricas en España -en Vigo y en Madrid-, y una en Portugal, en las que trabajan 8.100 personas, mientras que General Motors posee otra factoría en Figueruelas (Zaragoza) de 5.500 trabajadores, por lo que juntos suman 13.600 empleados.

General Motors y PSA son socios desde 2012, cuando la estadounidense tomó un 7% del fabricante francés, y su alianza alcanza ámbitos como el negocio de las furgonetas y SUV comerciales. La eventual compra de la división europea de Opel permitirá a PSA reforzar su cuota de mercado en el continente y mejorar sus opciones para competir directamente con Volkswagen.

La unión de PSA y Opel alcanzaría una cuota de mercado en Europa del 16,3%, frente al 24,1% que tiene el líder en el Viejo Continente la alemana Volkswagen. La operación, que de completarse se anuniará en los próximos días, convertirá a PSA en el segundo principal grupo de automoción europeo, al tiempo que permitirá a General Motors reorientar su actividad hacia China y Norteamérica.

General Motors ha intentado en varias ocasiones convertir Opel en una empresa rentable, y para ello ha cerrado algunas de sus fábricas en Bélgica y Alemania. El anuncio se produce una semana después de que el conglomerado estadounidense publicara que el año pasado perdió en Europa 257 millones de dólares, que aunque mejoró la pérdida de 813 millones en 2015, le supuso su décimo sexto ejercicio anual en números rojos. - Efe