canal | Comisión de Desarrollo Rural

El Ministerio plantea bajar la concesión de agua para regar 21.522 has en la 2ª fase

Elizalde considera que no es aconsejable una reducción para los actuales y futuros usuarios
La dotación está fijada en los 6.400 metros cúbicos por hectárea y año

Sagrario Zabaleta Echarte / Patxi Cascante - Miércoles, 15 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Comisión de Desarrollo Rural, con la consejera Isabel Elizalde y el vicepresidente Manu Ayerdi.

Comisión de Desarrollo Rural, con la consejera Isabel Elizalde y el vicepresidente Manu Ayerdi. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Comisión de Desarrollo Rural, con la consejera Isabel Elizalde y el vicepresidente Manu Ayerdi.

pamplona- El Ministerio de Agricultura ha planteado reducir la concesión actual de agua de los regantes del Canal para cumplir con su objetivo de añadir 21.522 hectáreas de la Ribera a esta infraestructura, un empecinamiento, el de número de hectáreas, que volvieron a defender UPN y PPN en la Comisión de Desarrollo Rural.

La responsable del ramo, Isabel Elizalde, insistió ayer en que no es aconsejable reducir la concesión de agua a los actuales y futuros usuarios. “Esta estrategia implica un desconocimiento total del sector, del territorio y del proyecto. Hasta ahora, la media de consumo por hectárea ha sido inferior a la prevista en la primera fase (entre 4.000 y 5.000 m3 por hectárea y año). Pero ese margen hasta los 6.400 garantiza el abastecimiento para regadío en años en los que la climatología no sea favorable”, resaltó.

El director general de Desarrollo Rural, Ignacio Gil, destacó que “la disminución de la dotación de agua llevaría a una concesión de entre 5.000 y 5.500 m3” y preguntó a Carmen Segura (UPN) y Javier García (PPN) que fueran ellos quienes consultaran a la Comunidad de Regantes qué piensan sobre esta propuesta. “Les exponen que para llegar a las 21.522 has, les va a modificar su actual concesión. Por ejemplo, en la Ribera Baja hay comunidades que hacen un uso real de 7.400 m3”. A pesar de que en algunas zonas hay regantes que pueden superar el consumo concedido, el vicepresidente Manu Ayerdi recordó que las previsiones de uso para riego y para abastecimiento no han cubierto las expectativas en la primera fase, con el consiguiente perjuicio para los ingresos de Canasa.

El Gobierno recordó que con la actual concesión hay posibilidad de abastecer 15.300 hectáreas en la Ribera y no 21.522 como defiende el Ministerio;y que la necesidad de agua de boca e industria alcanzaría los 20 hm3.

la definiciónPara evitar los errores del pasado, Desarrollo Rural y Desarrollo Económico han realizado un informe detallado para ofrecer una solución que “deberá ser consensuada por Canasa, una vez conocida la posición de los usuarios y la fórmula para asegurar la viabilidad de la entidad, que pasa por definir el trazado definitivo, la zona regable, el presupuesto del proyecto, el planteamiento tarifario, el ajuste de las concesiones y la financiación”, aclaró Elizalde. El Ejecutivo iniciará la elaboración de los anteproyectos en 2018. En los próximos meses, regantes y usuarios se pronunciarán sobre el proyecto para así el Gobierno redefinir en junio la alternativa de actuación, con la dimensión definitiva de la zona regable de la segunda fase del Canal, en la que también se tendrán en cuenta la cuestión medioambiental y económica. Respecto a la financiación, Ayerdi explicó que Navarra ha propuesto al Estado una fórmula, pero que está abierto a escuchar cualquier otra. Para explicar el planteamiento trasladado a Tejerina, Ayerdi puso un ejemplo: “En el caso de que la inversión necesaria fueran cien millones y se cubrieran con un préstamo de usos expectantes hasta 2026 concedido por el Estado y Navarra, de acuerdo a su participación en Canasa de un 60%-40%, con un tipo del 3%;el Estado tendría que inyectar 106,2 millones. El Gobierno foral ya tiene aprobado uno de 77 millones, de los que ya ha aportado 25,5 millones. En 2017 ninguna de las administraciones deberían inyectar dinero porque Canasa tiene liquidez, y en 2018, solo el Estado, y ya en 2019 hasta 2026 ambas, en su proporción de 60-40% de acuerdo a su accionariado”.