La ampliación de la 1ª fase incluirá 2.911 hectáreas que sustituyen a Lerín y Cárcar

El Gobierno prevé que el PrSIS de la tubería del Canal esté para marzo y el de la zona regable para julio

Miércoles, 15 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

pamplona- La ampliación de la primera fase del Canal incluirá 2.911 hectáreas nuevas que sustituirán a las cerca de 3.000 que se desligaron de esta infraestructura en Lerín y Cárcar, según adelantaron ayer en comisión la consejera Isabel Elizalde. Con la incorporación de este número de hectáreas, que atienden a las demandas de otras zonas de la bajada del Ega, la superficie máxima de la ampliación alcanzará las 15.372. El posicionamiento de los agricultores de Lerín y Cárcar obligó a rediseñar el proyecto inicial y ahora se están gestionando los nuevos PrSIS: el de la tubería soterrada del Canal estará listo para marzo, y el de la zona regable para julio. El Gobierno insistió en la importancia de preguntar a los regantes antes de realizar el diseño final. Una posición en la que no estuvo de acuerdo la parlamentaria de UPN, Carmen Segura: “A los regantes no les corresponde tomar esta decisión. El Gobierno quiere responsabilizar a los regantes de la ejecución del proyecto”. Estas palabras crisparon al propio Ejecutivo y a los partidos que le sustentan. “UPN echaba el cemento y luego preguntaba”, contestó Dabid Anaut (EH-Bildu). “No tener en cuenta la opinión de los agricultores es moverse en una autocracia y no democracia”, definió José Miguel Nuin (I-E). “No damos crédito que diga UPN que los regantes no tienen nada que aportar”, increpó Unai Hualde (Geroa Bai). Santos Cerdán (PSN) también opinó que “los regantes deben decidir”.

Además, Dabid Anaut (EH Bildu) y Rubén Velasco (Podemos) plantearon que las reuniones con regantes y usuarios se ampliaran a otro perfil de público. A esta petición, Elizalde destacó que están “abiertos a la ciudadanía” y que ya trabajan “con otros colectivos preocupados de la gestión del agua”. - S.Z.