"en Navarra se han salvado los muebles"

Santos (UGT) cree ELA y LAB se han "desentendido" de la negociación colectiva

EFE - Miércoles, 15 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 12:15h

Jesús Santos.

Jesús Santos. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Jesús Santos.

PAMPLONA. El secretario general de la UGT de Navarra, Jesús Santos, ha asegurado que los sindicatos ELA y LAB "prácticamente se han desentendido de la negociación colectiva" y ha subrayado que los convenios firmados por estas dos organizaciones solo cubren al 14 % y al 8 % de los asalariados, respectivamente.

Santos ha declarado en conferencia de prensa que, pese a los efectos "demoledores" de la crisis y la reforma laboral de 2012, en Navarra se han "salvado los muebles" en materia de negociación colectiva, de forma que aproximadamente el 90 % de los trabajadores asalariados están amparados por un convenio colectivo.

De hecho, ha resaltado, la negociación colectiva realizada en Navarra el año pasado se encuentra, en contenidos, "a la cabeza" de todas las comunidades autónomas en cuanto a mayores incrementos salariales y menor jornada laboral.

Esta situación, según Santos, se debe a que UGT y CCOO han negociado y firmado la "inmensa mayoría de los convenios" y han logrado la cobertura, respectivamente, del 93 % y el 91 % de los asalariados, frente al 14 % y al 8 % de ELA y LAB.

Santos, que ha destacado que los convenios sectoriales recogen incrementos salariales que duplican los de los pactos de empresa, ha denunciado que estos últimos "se están utilizando para deteriorar y devaluar el mercado de trabajo" y este "sistema perverso" tiene a su juicio "un cómplice en la parte social, que se llama ELA, único sindicato que defiende la prioridad aplicativa del convenio de empresa, en plena sintonía con la reforma laboral".

"Hasta tal punto se está utilizando el convenio de empresa en contra de los trabajadores, que los empresarios han dejado de acogerse a los descuelgues salariales previstos en los convenios" y están utilizando los convenios de empresa, "que les permiten dar carácter definitivo a las rebajas salariales y aumentos de jornada", ha declarado Santos.

El dirigente de la UGT ha reivindicado la derogación de la reforma laboral, el restablecimiento del equilibrio entre patronal y sindicatos "roto por el actual marco normativo" y la recuperación de los derechos laborales y sociales "arrebatados" a los trabajadores.

Santos ha apuntado que la UGT está intentando alcanzar con la patronal un "gran acuerdo marco" sobre negociación colectiva, pero no están encontrando en los empresarios ni "sensibilidad" para adoptar compromisos ni "receptividad" a las propuestas sindicales.

Por ello, se va a iniciar un proceso de movilizaciones, con manifestaciones en más de 40 ciudades el 19 de febrero, entre las que no se encuentra Pamplona, y concentraciones el día 22 ante las sedes de la patronal, incluidas la de la Confederación de Empresarios de Navarra.

En la Comunidad foral, ha explicado la secretaria de Organización y Comunicación de la UGT de Navarra, Amaia Villanueva, 104.188 trabajadores (el 78 % del total) tienen sus condiciones reguladas por un convenio sectorial y 29.522 (el 22 %), por uno de empresa.

Durante 2016, se registraron en Navarra 102 convenios colectivos, que afectan a 79.512 trabajadores de 5.024 empresas, con una subida salarial media de 1,28% y una jornada media anual de 1.708,46 horas.

Los convenios sectoriales registraron incrementos salariales que duplicaron los pactados en convenios de empresa (1,41 % en los primeros frente al 0,73 % en los segundos), así como una jornada media anual inferior (1.711,31 horas en los sectoriales y 1.717,78 horas en los de empresa).

La UGT, ha comentado Villanueva, ha establecido, de cara a un nuevo proceso de negociación colectiva, cinco ejes prioritarios, el primero de ellos el aumento y estabilidad en el empleo, para superar una tasa de temporalidad que ronda el 25 % y una parcialidad que supera el 16 %.

El sindicato también defiende incrementos salariales en la banda del 1,8 al 3 % con carácter general, la mejora de la igualdad en las condiciones laborales de hombres y mujeres, el fomento de la formación dual para generar puestos de trabajo "de calidad, más productivos y estables", y una regulación más estricta de las empresas multiservicio.