3.000 escolares disfrutarán del ‘ciempiés’ de Pasadas las 4

La compañía navarra ofrecerá cinco funciones del espectáculo los días 6 y 7 de marzo

Ana Oliveira Lizarribar Iban Aguinaga - Miércoles, 15 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Javier Fernández, Belén Otxotorena, Txuma Huarte, Izaskun Azkona y Rubén Santamaría, en el Auditorio Barañáin.

Javier Fernández, Belén Otxotorena, Txuma Huarte, Izaskun Azkona y Rubén Santamaría, en el Auditorio Barañáin.

Galería Noticia

Javier Fernández, Belén Otxotorena, Txuma Huarte, Izaskun Azkona y Rubén Santamaría, en el Auditorio Barañáin.

pamplona- Más de 3.000 escolares navarros disfrutarán los días 6 y 7 de marzo en el Auditorio Barañáin de cinco funciones del espectáculo Cuentos de un ciempiés: unos van de canto y otros del revés, de la compañía navarra Pasadas las 4, protagonista, así, del programa de Conciertos Escolares que financian la Obra Social de la Fundación la Caixa y Fundación Caja Navarra.

Las entidades bancarias y la Fundación Auditorio Barañáin firmaron ayer en público el convenio en virtud del cual aportan 8.120 euros para llevar a cabo estas cinco funciones y una más, ya que el día 5 de marzo se ofrecerá, a las 18.00 horas, una representación para público familiar. En nombre de la Caixa asistió a la presentación Rubén Santamaría, por Fundación CAN estuvo Javier Fernández y Txuma Huarte firmó en su calidad de presidente de la fundación que gestiona el espacio escénico. En opinión de este último, este programa resulta de especial interés por cuanto transmite “valores y emociones” a través de “delicias” como la producción navarra Cuentos de un ciempiés: unos van de canto y otros del revés, que, además, este año cumple 10 años. Para la actriz Belén Otxotorena, creadora de esta propuesta junto a Inma Gurrea, es “un regalo” volver al lugar donde la obra nació hace una década, y hacerlo con los músicos con los que la estrenaron y que acaban de dar sentido a este cuento que mezcla teatro, música y educación, tres de los ingredientes que fundamentan el trabajo de Pasadas las 4. “Es una función muy divertida y en varios momentos interactuamos con el público, que canta y sigue alguna secuencia rítmica con nosotros”, apunta la actriz, que indica que para que los asistentes estén preparados se suele trabajar previamente con el profesorado para que puedan llevar a cabo algunas acciones previas en el aula.

El Auditorio Barañáin es el que pone el escenario y el que se ocupa de convocar a los colegios y de mantener la relación con ellos. “Aunque en los últimos años, como muchos ya conocen y han venido a los conciertos, esperan a que se abra la inscripción para apuntarse rápidamente”, indica la programadora Nora Bengotxea, que comenta que aun quedan algunas plazas, “aunque muy pocas”, para las cinco sesiones, tres el día 6 (una en euskera y dos en castellano) y dos el 7 (en castellano).

legadoLa Caixa y Caja Navarra han recogido con estos conciertos el testigo del programa Música en Acción que durante años promovió el Gobierno de Navarra. Así, hasta la fecha, el Auditorio Barañáin ya ha acogido dentro de esta nueva etapa títulos como Teranga, Tubos y Tubas, El coleccionista de paisajes y Sakapatú. Todos, de compañías foráneas. Este año le toca a una navarra, que llegará con Luisa y Marisa y sus peripecias en uno de sus montajes más emblemáticos.