La búsqueda del acuerdo en beneficio de Altsasu

Por Javier Ollo Martínez - Miércoles, 15 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

alsasua cuenta ya con unos presupuestos para el año 2017. Los presupuestos son el instrumento básico de funcionamiento de cualquier administración. Sin embargo en este año 2017 la aprobación de los presupuestos municipales adquiere especial importancia para el Ayuntamiento de Altsasu, debido a los retos que tenemos por delante durante este ejercicio. Retos que redundarán en el interés general de nuestro municipio, como la realización de un estudio de eficiencia energética en los edificios municipales o la contratación de personal dirigida al fomento del empleo.

En el año 2016 la contratación de personal a través de esta vía dio un muy buen resultado y esperamos que así sea también este año 2017. Mientras que en materia de desarrollo económico, junto a las aportaciones que el Ayuntamiento hace a la asociación Cederna Garalur y a la Agencia de Desarrollo de Sakana (se contemplan 22.000,00 euros y 46.392,2 euros respectivamente), se crea una partida destinada a ayudas al emprendimiento. Si bien la cuantía es modesta (5.000,00 euros), hemos concluido que como administración debemos hacer un pequeño esfuerzo en fomentar la cultura del emprendimiento a través de ayudas directas, ya que el margen de actuación en el ámbito fiscal (bonificaciones o exenciones en impuestos de exacción municipal) es realmente escaso en virtud de lo dispuesto por la normativa foral.

Igualmente, queremos incrementar considerablemente las partidas vinculadas al área de bienestar social, así como la aportación a la Mancomunidad de Servicios Sociales de Base. También es importante mencionar la adquisición del equipamiento de la nueva escuela infantil municipal para que esta pueda empezar a funcionar el próximo curso, así como la adecuación de la zona exterior de la misma como plaza pública. Por último, destacar la renovación de los baños del CP Zelandi y los comienzos en el trabajo para contar con un nuevo albergue de transeúntes.

Junto a todo lo anterior, se crea por primera vez una convocatoria de subvenciones para centros escolares de Alsasua, dotada de 48.000,00 euros. Esta convocatoria sustituye a la aportación anual que hasta la fecha se venía haciendo a la ikastola Iñigo Aritza de Altsasu. Quiero subrayar la importancia de esta convocatoria como ejemplo de cesión por parte de diferentes para llegar a un acuerdo que beneficia al conjunto de nuestro pueblo. Si bien en el proyecto de presupuestos de 2017 se incluía la subvención nominativa a la ikastola, fruto de la negociación presupuestaria y la necesidad de lograr apoyos que hicieran posible la aprobación de estos presupuestos, hemos alcanzado un punto en común que es el que representa esta nueva convocatoria de subvenciones.

La negativa de EH Bildu a negociar los presupuestos aludiendo a su oposición a la plantilla orgánica del año 2017 trajo consigo que la negociación presupuestaria se centrara en el PSN y Goazen Altsasu. Esta convocatoria no estaba incluida en el programa de ninguna de las formaciones que la han apoyado pero es la mejor solución a medio y largo plazo y es fruto de la capacidad para negociar y llegar a puntos de encuentro. Eso es lo que quieren los vecinos y vecinas de Altsasu y no posiciones maximalistas con las que es imposible encarar ninguna negociación, tampoco la negociación presupuestaria. Ahora lo que corresponde es elaborar las bases de dicha convocatoria, pudiendo incluir diferentes conceptos subvencionables (proyectos educativos, gastos de funcionamiento y mantenimiento, etc).

La aprobación de estos importantes presupuestos hace posible que podamos encarar este ejercicio con la seguridad de poder llevar a cabo todos los muchos proyectos que tenemos en mente. Es sumamente importante subrayar que la ciudadanía nos exige a quienes tenemos el honor de ostentar un cargo público, que intentemos llegar a acuerdos;que nos sentemos en una mesa y cedamos para poder tirar de un barcodel que todas y todos dependemos. Altsasu es plural y esa pluralidad se traslada en un Ayuntamiento con cinco formaciones políticas. Posiciones maximalistas son las que hacen imposible que un Ayuntamiento tan plural pueda avanzar. Así pues, la aprobación de estos presupuestos es el ejemplo de que con capacidad de cesión y voluntad de llegar a acuerdos el futuro será infinitamente mejor.

El autor es alcalde de Alsasua / Altsasuko alkatea