Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Dibujantes de Katuki dicen que Kukuxumusu no sería lo que es sin Urmeneta

Los demandados por
Ricardo Bermejo anuncian que abrirán otro proceso por el plagio de sus personajes

Miércoles, 15 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

pamplona- Los trabajadores de Katuki Saguyaki, en especial los 5 dibujantes (Mikel Urmeneta, Asisko, Belatz, Txema Sanz y Marco) de-mandados por Ricardo Bermejo en nombre de Kukuxumusu, manifestaron que esta firma fue “lo que fue gracias al trabajo de mucha gente, pero jamás hubiera existido sin Mikel y su materia prima: los dibujos y personajes, su creatividad, talento e imaginación”. Señalaron que “ninguno de los que trabajan ahora para Bermejo sabe cómo fueron los 15 primeros años de la marca, en los que se pusieron los cimientos de la reputación que goza”.

Según expusieron, “los dibujantes de Katuki Saguyaki aprendimos de Mikel muchas cosas y recogimos orgullosos su testigo, aportando nuevos estilos, personajes o recreando los suyos con su autorización”. “Hemos sido el carbón que hacía funcionar la máquina de Kukuxumusu, la Fábrica de Dibujos y el pago que recibimos son demandas y declaraciones fáciles y sin sentido de los que creímos amigos y compañeros”, añadieron. Los dibujantes de Katuki Saguyaki afirmaron que sólo reclaman sus personajes y sus derechos de autor. “No ponemos en tela de juicio el derecho de Kukuxumusu de explotar los más de 15.000 dibujos concretos que vendimos a la marca, ni la posibilidad de transformarlos para adaptarlos a determinados soportes, contando con su autor y dentro del respeto de nuestros derechos morales, como siempre se hizo”, señalaron.

Según continuaron, “además de defendernos contra la kafkiana demanda, ejercitaremos una en su contra para que los derechos que nos asisten como autores se vean garantizados y se deje de plagiar nuestros personajes invadiendo y secuestrando nuestra creatividad, imaginación, mundo interior, intimidad”. “Los dibujantes siguieron a Mikel por dignidad y honestidad hacia el creador de la marca y porque les resultaba inmoral e ilegal reproducir los personajes de Mikel sin su autorización”, dijeron. - D.N.