Los profesionales de Salud Mental, a favor del nuevo plan si se adapta a la Ribera

Los sanitarios acogen con cautela la posibilidad de trasladar el Hospital de Día al Reina Sofía en 2019, algo que está todavía en estudio
Piden “flexibilidad” y “coordinación” para hacer operativo el cambio

Nieves Arigita - Miércoles, 15 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Los profesionales se dirigen a los integrantes de la comisión de Salud del Parlamento.

Los profesionales se dirigen a los integrantes de la comisión de Salud del Parlamento. (D.N.)

Galería Noticia

Los profesionales se dirigen a los integrantes de la comisión de Salud del Parlamento.

tudela- Los profesionales del Centro de Salud Mental de Tudela mostraron ayer ante la comisión de Salud del Parlamento su buena acogida al nuevo plan de estratégico que el Gobierno de Navarra implantará en el servicio en los próximos tres años y que supondrá una reorganización del mismo con cambios en el modelo de tratamiento, redistribución de tareas, contratación de personal, adecuación de espacios y desarrollo de nuevas infraestructuras. Esta postura favorable fue, sin embargo, matizada por los profesionales que advirtieron de que la operatividad del nuevo plan dependerá en buena medida de la “flexibilidad” de los recursos y de la “coordinación entre departamentos”. En este sentido, el psicólogo clínico del centro tudelano, José Antonio Gil, consideró que “dotar de especificidad a la atención infanto-juvenil nos parece oportuno. Las líneas generales de este plan de intervención están bien, pero es necesario adaptarlo a las características poblacionales y de utilización de servicios que imperan en la Ribera”. Por ello, opinó que “habrá que hacer un seguimiento para ajustar los ratios en función del volumen asistencial que se genere” y confesó que “llevábamos 8 ó 10 años reclamando algo así y ya ni lo esperábamos”.

También en relación con la anunciada “especialización” en infanto-juvenil, el psicólogo Adolfo Navascués apuntó hacia el riesgo de que se cree “un efecto captatorio para justificar la estructura que se vaya a generar. El peligro estriba -explicó- en dar a entender que, una vez contemos con un centro específico, existe una solución mágica para este tipo de niños, que han estado y están bien atendidos, si bien en una cifra inferior a otras zonas, debido a la inexistencia de una dotación singular”. Por su parte, la también psicóloga Sara Chivite, que apoyó en la necesidad de conformar un equipo multidisciplinar y mantener la coordinación con Atención Primaria, quiso incidir en que “lo prioritario es separar espacios y equipos para, con sentido común y en consonancia con otros centros infanto-juveniles, ofrecer un servicio homogéneo”.

A propósito de la apuesta por los planes individualizados y por anteponer la atención psicológica a la medicalizada, Gil aludió a un tema, como poco, llamativo: el de la avalancha de consultas por sospechas de hiperactividad, algo que, como manifestó, “genera alarma y cuya solución, al menos parcial, debería llegar también desde otros ámbitos. Si falta esa coordinación, resulta muy fácil convertir un problema de déficit de atención en una traba de salud mental”, dijo.

reubicación a debateSobre la posibilidad de reubicar el Hospital de Día, actualmente en el mismo edificio que el Centro de Salud Mental, en el Hospital Reina Sofía de Tudela, junto a la Unidad de Agudos, las posturas de los profesionales son más variadas. Para José Antonio Gil, el debate obedece a una cuestión de recursos, “pues no es fácil mantener una unidad de psiquiatría y un Hospital de Día con una población como la de Tudela. Cuando se habla de establecer sinergias y de optimizar recursos se comienza a hablar del traslado, pero en 30 años nadie había cuestionado la ubicación del Hospital de Día. A lo mejor es más sencillo contratar más personal en la Unidad de Agudos y trabajar coordinadamente desde los actuales emplazamientos”, opinó. Navascués, por su parte, consideró que “hay que tener mucho cuidado, si llevamos al hospital general un centro pensado para un tipo de intervención socio-comunitaria, cuya meta es la resocialización, lo que le vamos a decir al paciente es que espere pacientemente a que se le atienda”. Para María García Nicolás, directora del CSM de Tudela, el Hospital de Día estará mejor en el Reina Sofía, pues servirá para “complementar la Unidad de Agudos”.