La Roubaix visitará antiguos adoquines

Jueves, 16 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

París- La edición de este año de la clásica París-Roubaix, que se disputará el próximo 9 de abril, incorporará tramos adoquinados que no se habían recorrido en la clásica desde hace 30 años, informaron ayer los organizadores. La prueba contará con 29 sectores adoquinados, entre el kilómetro 97 y el último, el 257. Dos de ellos serán los conocidos como tramo Briastre y Solesmes, en la primera parte de la prueba, que desde hace tres decenios no eran recorridos por el pelotón. “El primero mide tres kilómetros y actualmente está en fase de renovación, pero forma parte de los sectores difíciles. El segundo es más corto, pero está en ascenso”, aseguró el director de la prueba, Thierry Gouvenou. Agregó que la intención de los organizadores no es endurecer la carrera en esa primera parte, sino buscar diferentes tipos de sectores adoquinados y “seguir alimentando la leyenda”. En total, la edición de este año de la Roubaix contará con 55 kilómetros adoquinados, 2,2 más que la pasada, en la que se impuso Mathew Hayman. - Efe