Mesa de Redacción

Una inmensa manipulación

Por Joseba Santamaria - Jueves, 16 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

los ataques a la enseñanza en euskera en Navarra son una constante de UPN y PP, a los que se suele sumar con mayor o menor desgana el PSN. Se repiten y crecen en intensidad en época de matriculaciones. A los centros del modelo D se les ha acusado de connivencia con el terrorismo, se vapuleó a sus profesionales, se inventaron informes atribuidos a la Guardia Civil que la propia Guardia Civil desmintió, se ha intentado discriminar a los alumnos de los programas educativos de intercambio, etcétera. Una posición política delirante que sólo busca azuzar la guerra de las lenguas, enfrentar al euskera, una lengua propia de Navarra, con el castellano, el inglés o la lengua que se tercie. Ahora que ya no controlan el departamento de Educación para imponer sus políticas educativas sectarias contra el euskera y de discriminación de cientos de familias navarras en la elección de su modelo educativo por su lugar de nacimiento o de residencia, recurren a subterfugios legales para transmitir inseguridad jurídica y entorpecer la extensión de la enseñanza en euskera a toda Navarra. Todo ha sido año tras año y lo es ahora una inmensa manipulación. Un burdo ejemplo antidemocrático de agitación social para intentar mutilar la riqueza social, cultural, educativa y lingüística de Navarra. Un pésimo retrato de quienes lo jalean y practican.