Dicastillo, solidaridad gota a gota

La localidad cuenta con 190 donantes de sangre en un municipio que ronda los 600 habitantes

La delegación de Adona en este municipio celebró con una fiesta sus 25 años de andadura

Maite González - Jueves, 16 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Integrantes de la delegación de Dicastillo de la Asociación de Donantes de Sangre de Navarra, en la fiesta que celebraron hace unos días en la localidad.

Integrantes de la delegación de Dicastillo de la Asociación de Donantes de Sangre de Navarra, en la fiesta que celebraron hace unos días en la localidad.

Galería Noticia

Integrantes de la delegación de Dicastillo de la Asociación de Donantes de Sangre de Navarra, en la fiesta que celebraron hace unos días en la localidad.

“Es la forma de ser de la gente. Dicastillo es un pueblo muy solidario”

dicastillo- La delegación de Dicastillo de la Asociación de Donantes de Sangre de Navarra, Adona, ha celebrado sus 25 años de andadura y puede presumir de ser uno de los grupos con más fuerza dentro de este colectivo. De esta manera, la localidad cuenta con 190 donantes en un municipio que ronda los 600 habitantes. La cifra es elevadísima, si se tiene en cuenta además que únicamente se puede ser donante entre los 18 y los 65 años. “No hay familia en Dicastillo que no cuente con algún donante”, resume el delegado de Adona en la localidad, Miguel Azcona Ollobarren.

Hace unos días tuvo lugar en Dicastillo la fiesta de los donantes, en la que se entregaron insignias de oro y plata. Así, los donantes distinguidos fueron José Ramón Ganuza Vidán, José Ángel Gil Garraza, Mª Inés Gurucharri Amóstegui y Sagrario Urra Pagola, a los que se entregaron las medallas de plata por haber realizado 25 donaciones. Por su parte, también se reconocieron las 50 aportaciones que han llevado a merecer las insignias de oro a José Luis Hermoso Beloqui, Gonzalo Izaguirre Amostegui, Alejandro Villar Oteiza y de nuevo Sagrario Urra Pagola. Estas medallas de oro se entregarán en el acto del Día Mundial del Donante de Sangre que tendrá lugar en Pamplona en junio.

25 añosLa jornada de fiesta en Dicastillo conmemoró también los 25 años del nacimiento de la delegación de Adona en la localidad. Sobre la historia de este grupo, su delegado, Miguel Azcona, de 61 años, recuerda que “yo empecé como donante a los 26 años. Me operaron y a raíz de estar ingresado vi que a mis compañeros de habitación en el hospital les hacían falta transfusiones y comprendí lo necesario que era donar”. El delegado de Adona en Dicastillo señala que “en 1991 se empezó a trabajar para la creación de una delegación de la asociación de donantes en Dicastillo. Éramos entones 14 donantes y en 1992 ya empezó a funcionar. A partir de ahí, al contar con una delegación en el pueblo, fue animándose más gente y en pocos años subió muchísimo”. Así, como se ha indicado, en la actualidad la delegación de Adona de Dicastillo cuenta con 190 integrantes.

Miguel Azcona explica este elevado número de donantes en el carácter de los habitantes de este municipio. “Es la forma de ser de la gente. Dicastillo es muy solidario y todo el mundo se vuelca en las iniciativas que hay en nuestro pueblo”, asegura el delegado de Adona.

Así, a lo largo de estos 25 años de trayectoria, vecinos y vecinas de la localidad han recibido un total de 53 medallas de plata (25 donaciones), 16 de oro (50 donaciones) y dos dobles de oro (100 donaciones).

En lo que se refiere a las donaciones del pasado año 2016, los donantes de Dicastillo realizaron un total de 214. “El autobús para donar viene varias veces al año, el pasado 2016 dos veces. Pero aparte también vamos a donar cuando lo deseamos a Estella o al Banco de Sangre a Pamplona”, explica Azcona. En este sentido, las recomendaciones son que los hombres donen con un espacio mínimo de tres meses entre una y otra aportación, y las mujeres con cuatro meses.

Nuevos donantesEl compromiso con la donación de sangre está arraigado en Dicastillo desde edades tempranas. “Los chavales nos suelen preguntar cuándo pueden entrar, y por ejemplo en 2016 se han incorporado cuatro jóvenes, dos chicos y dos chicas, con los 18 años recién cumplidos. Además, en todo el año se hicieron diez donantes nuevos en total”, relata Miguel Azcona, que añade que “hay muchas personas que lo tienen en la familias y eso ayuda a que se vayan animando más donantes”.

Miguel Azcona asegura que “como delegado es un orgullo muy grande llevar la delegación de nuestro pueblo con tantos donantes y con tantas ganas de hacer donaciones. Cada vez que viene el autobús, las enfermeras se quedan asombradas”, afirma.

Los requisitos para ser donante son por un lado ser mayor de 18 años y por otro no tener problemas de salud. “Y tener ganas de ayudar a los demás”, resume Miguel Azcona. “Se puede donar hasta los 65 y si se desea hasta los 70 si se está bien de salud”, explica el delegado, que anima a más personas a sumarse. “Aunque en Dicastillo no tenemos problemas en ese sentido, últimamente los donantes a nivel general han bajado. Hay que animarse porque no cuesta nada y hacemos una gran labor”, asegura. “Somos muchos y podríamos ser más. Hay mucha gente que no se atreve o que piensa que no puede hacerse porque tiene tatuajes o piercings, cuando no es así. A los 4 meses de haberte hecho un tatuaje o un piercing ya puedes ser donante”, recuerda. “Yo sólo les hago una pregunta: ¿Y si a ti te hiciera falta sangre, qué harías?”.

La delegación de Adona en Dicastillo siempre está disponible por si se requiere sangre. “Siempre que ha pasado algo, algún incidente o catástrofe hemos llamado al Banco de Sangre para ver si hacía falta”, indica Miguel Azcona.

notas dedicadasEsta solidaridad de los donantes de Dicastillo se reconoció el sábado en la fiesta de los 25 años con diversos actos que incluyeron una misa y la entrega de las insignias. Durante la celebración religiosa el coro de Dicastillo que dirige el párroco, Enrique Arellano, dedicó a los donantes una jota alusiva cuya letra ha compuesto Pascual Oteiza, vecino de la localidad. Las estrofas dicen Que no hay nada más humano, hazte donante de sangre, que no hay nada más humano, que donar tu propia sangre para salvar al hermano. Junto a esta jota, el sacerdote y conocido compositor Joaquín Madurga, natural de Dicastillo, ha compuesto una canción que se encargó de leer el párroco durante la celebración. “La ha preparado y se irá ensayando para cantarla”, resumió el delegado de Adona en Dicastillo, Miguel Azcona.