PAMPLONA | TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DE NAVARRA

El TAN da la razón a una empresa excluida de un contrato pese a ser la mejor valorada

Se adjudicó a Nommad alegando que Proyecto 21 incumplía el pliego por falta de documentación

Kepa García - Jueves, 16 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

El edil de Participación Alberto Labarga, el martes en el Condestable.

El edil de Participación Alberto Labarga, el martes en el Condestable. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

El edil de Participación Alberto Labarga, el martes en el Condestable.

pamplona- El Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) ha estimado el recurso presentado por la empresa Proyecto 21 Proiektua contra la decisión de la concejalía de Participación Ciudadana, Igualdad y Empoderamiento Social del Ayuntamiento de Pamplona de excluirla del proceso de adjudicación de un contrato que fue a parar a otra empresa, Nommad, que contaba con una valoración peor.

Contra la resolución del TAN cabe interponer un recurso ante el juzgado de lo Contencioso-Administrativo en el plazo de dos meses contados desde el día siguiente de la notificación, que se hizo efectiva a finales del mes pasado. En el caso de no recurrir, el Ayuntamiento deberá compensar a la empresa recurrente, ya que el proyecto fue concluido por Nommad en 2016 con un coste de 27.164 euros. El litigio arranca después de que el Ayuntamiento, mediante procedimiento negociado sin publicidad, licitara el contrato para la asistencia técnica en el proceso participativo puesto en marcha sobre la movilidad en el Casco Viejo. Se presentaron cinco empresas, aunque sólo dos de ellas llegaron a la segunda fase: Proyecto 21 Proiektua, que obtuvo 92,25 puntos de valoración final, y Nommad, que sacó 84,17.

El 10 de mayo, dentro del procedimiento en curso, se reclamó a Proyecto 21 -cuya oferta iba a ser elevada a propuesta de adjudicación al órgano de contratación al ser la mejor valorada- cierta documentación que aparecía recogida en el pliego de la convocatoria. Para hacer efectivo el requerimiento, se dio un plazo de siete días naturales a la citada empresa, que finalizaba el 19 de mayo. Al día siguiente, tras haber analizado la documentación aportada por Proyecto 21 Proiektua (representada por Ion Erro en la demanda), la Comisión de Valoración acordó excluirla al entender que había una serie de incumplimientos de lo dispuesto en el pliego. La decisión fue notificada mediante correo electrónico.

El 5 de julio, la concejalía delegada de Participación Ciudadana emitió una resolución en la que se adjudicaba el mencionado contrato a Nommad Sociedad Microcooperativa de Iniciativa Social.

ampliar el plazoSegún la resolución de la sección segunda del TAN a la que ha tenido acceso este periódico, la empresa perjudicada aportó la documentación requerida en plazo y los defectos que pudiera contener eran “subsanables” ya que el “plazo concedido para su aportación no puede tener carácter de máximo o preclusivo, resultando por ello ampliable, lo cual no hizo el Ayuntamiento”.

El Tribunal entiende que la exclusión del licitador, cuya oferta fue valorada como la más ventajosa, “sin darle la posibilidad de subsanar” le infringe un grave perjuicio contrario al principio de proporcionalidad.

Considera el TAN que en la jurisdicción relativa a la contratación administrativa se exige una adecuación entre los medios utilizados por la Administración a la finalidad perseguida, “máxime si se tiene en cuenta que perfectamente pudo otorgársele un plazo de subsanación sin demorar la ejecución del contrato”, puesto que entre la “exclusión de la recurrente y la adjudicación al siguiente licitador transcurrió un mes y medio”. Por todo ello, el Tribunal decide anular las resoluciones impugnadas y ordena la retroacción de las actuaciones al momento de la apertura de la documentación aportada por Proyecto 21 Proiektua, y a la vista de ella, otorgarle un plazo de subsanación. Axel Moreno, director técnico de área de Participación, aparece como responsable del contrato de asistencia para el proceso participativo sobre la movilidad en el Casco Viejo.

La resolución del TAN sitúa en una delicada situación al área de Participación Ciudadana, ya cuestionada por alguna contratación anterior, y coloca a la empresa Nommad otra vez en el centro de la polémica, después de que UPN cuestionara (junio de 2016) dicho contrato y las supuestas relaciones laborales que el director del área, Axel Moreno, mantuvo en el pasado con el socio de Nommad, Andoni Iso. Aranzadi negó entonces que Moreno e Iso fueran socios sino que coincidieron en su día en una agrupación temporal de profesionales y que todos los procedimientos con Nommad han cumplido la legalidad con informes técnicos y jurídicos. Así, detalló que Nommad había llevado a cabo la elaboración del Manual de Participación Ciudadana (2.559 euros), del estudio para el Observatorio de Participación Ciudadana (2.640 euros) y del diseño para el proceso participativo en torno a la movilidad en el Casco Viejo (6.367 euros).