Ayuno voluntario

Javier Ignacio Videgain Fazzini - Viernes, 17 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Cada segundo viernes de febrero, desde 1963, decenas de miles de personas se suman al ayuno voluntario. Hay 870 millones de razones para solidarizarnos con quienes pasan hambre, pero Manos Unidas y otras ONG destacan 5 motivos para sentirnos cerca de estas personas. Hoy, con el mínimo gesto de prescindir de ese café, del aperitivo, de aquel postre tan rico o de algún capricho, podríamos donar para algo importante. El hambre merma las capacidades y anula las oportunidades de quien las padece. Cada español tira más de 160 kilos de comida. Y más de la mitad de esta comida desechada, que supone unos 300 euros, podría aprovecharse. El 60% de las personas con hambre son mujeres. Si las agricultoras tuvieran el mismo acceso que los hombres a los recursos, el número de personas que padecen hambruna podría reducirse hasta en 150 millones. Esta noche, una de cada ocho personas en el mundo se irá a dormir con hambre. Esto, a pesar de que se producen alimentos suficientes en el mundo para cubrir las necesidades de todos.